publi

Bienvenido a 1000guias.blogspot.com

Colección de guías, soluciones, pistas, consejos y ayudas para aquellos juegos que se te resisten...

Buscar este blog

Cargando...

Dark Souls


Conceptos básicos

Parte de la dificultad de Dark Souls está en que nada te explica el funcionamiento del juego. Aquí tienes una breve descripción de los conceptos más básicos y algunos consejos para sobrevivir.

Desarrollo
La base del juego consiste en conseguir almas y gastarlas para mejorar tu personaje. Si mueres, las almas se quedan en el lugar donde caíste. Si consigues llegar hasta allí sin morir, las recuperarás todas (incluyendo la humanidad). Si caes por el camino, aparecerá un nuevo charco y tus antiguas almas serán sustituidas por las nuevas.

Si la pérdida es muy grande, vete corriendo a por ellas y no te detengas a luchar. Entretenerte con peleas es la mejor forma de que suceda algo y acabes muerto, perdiendo todas las almas y gritando todo tipo de improperios a la pantalla. Recoge las almas a toda velocidad y luego ya buscarás una forma de salir. Si mueres, siempre puedes volver a por ellas con la experiencia previa.
A la hora de enfrentarte a los jefes, es recomendable que antes lo hagas cooperando con otros jugadores. Podrás estudiar el terreno y recibir almas extra para prepararte mejor. Cuando estés listo, invoca a otros jugadores y dirígete al combate.

Humanidad
La principal utilizad de la humanidad es resucitar. Estar vivo tiene sus ventajas e inconvenientes. Si estás vivo puedes invocar a otros jugadores para que te ayuden, pero también puedes ser invadido por un espectro (ya sea de otro jugador o de la máquina). Puedes resucitar en las hogueras, seleccionando la opción 'Anular Hueco', lo que cuesta un punto de humanidad.

La forma más común de conseguir humanidad es ayudar a otros jugadores a matar al jefe final. También se puede comprar al mercader no muerto antes de entrar en las profundidades. La humanidad aparece de forma aleatoria al matar algunos enemigos (especialmente ratas). Cuanta más humanidad tengas, más posibilidades tienes de encontrar más.

Consejos
- Todos los jefes que tienen cola te darán un arma especial. Para conseguirlas tienes que golpear con insistencia hasta cortarle la cola.
- Lleva siempre un hueso de regreso para poder volver a una hoguera si las cosas se complican.
- Salir corriendo hacia adelante suele ser la mejor forma de morir. Lo más probable es que termines rodeado de enemigos y caigas muerto. Avanza despacio atrayendo a los enemigos de uno en uno siempre que puedes (utiliza flechas y señuelos para captar su atención).
- Dark Souls guarda la partida automáticamente. Incluso aunque apagues la consola antes de morir, cuando cargues la partida te encontrarás en la misma situación, a punto de morir.
- Si atacas a un personaje, se volverá hostil y no podrás solucionarlo. Si lo matas, puedes hacer que reviva expiando tus pecados en el sacerdote de la Parroquia de los no muertos (detrás del combate con la gárgola).
- ¿Se pueden vender objetos? Sí, pero sólo al final de la aventura. Cuando regreses de Anor Londo, habla con la serpiente Frampt en el santuario de fuego.
- Guarda siempre una muestra de cada arma y armadura (cuando tengas la caja sin fondo, podrás almacenar tu equipo en las hogueras). Elegir el equipamiento correcto en función de cada zona te ayudará mucho en tu avance por Dark Souls.
- Pulsa el botón select/back en los menús para acceder a una pequeña descripción de cada elemento.

Hogueras
Son los puntos de control, si mueres aparecerás en la última hoguera en la que hayas descansado. Esto significa que tu personaje queda atado a esta hoguera hasta que descanses en otra (tienes que descansar, no sirve sólo con encenderla). Piensa bien antes de utilizar una hoguera, asegúrate de que puedes salir o corres el riesgo de terminar tu aventura atrapado en una mazmorra.

Cuando descansas en una hoguera recuperas toda tu salud, se recargan los hechizos y desaparecen algunos estados negativos (como veneno y hemorragias). La penalización es que reviven todos los enemigos de la zona (los enemigos también pueden reaparecer si abandonas una zona y regresas).

La comunicación con otros mundos es más intensa en las hogueras. Normalmente verás fantasmas de otros jugadores descansando junto a ti, por lo que es un buen sitio para colocar señales blancas y acceder a partidas multijugador. Mientras estás con otros jugadores no podrás usar la hoguera, como tampoco puedes hacerlo si hay enemigos cerca.

Cada vez que descansas en una hoguera se recargan tus frascos de Estus. Si la hoguera está avivada conseguirás 10 frascos, si no lo está recibirás 5. En caso de que lleves más de 5 frascos y descanses en una hoguera que no está avivada, no pasarás a tener 5 frascos si no que mantienes los que tienes.

Las acciones que se pueden realizar en una hoguera son:


Subir de nivel
Gasta las almas que hayas conseguido para mejorar los atributos de tu personaje (encontrarás más información en la sección 'Subir de nivel').

Mejorar armas
Puedes mejorar tus armas básicas si consigues la 'Herramienta Armas'. Se la puedes comprar al herrero de 'La Parroquia de los muertos', en la zona que conecta con el bosque. Este objeto sólo sirve para mejorar las armas básicas, las armas especiales necesitan un herrero.

Mejorar armaduras
Podrás mejorar tus armaduras en la hoguera tras obtener la 'Herramienta armaduras'. La puedes comprar al mismo herrero que la Caja de armas, en el camino que une 'La Parroquia de los muertos' y el bosque (a la derecha de la iglesia).

Reparar armas
Para desbloquear esta opción necesitas conseguir el 'Mortero reparaciones'. Se lo puedes comprar al herrero de 'La Parroquia de los muertos' y al mercader que está debajo del 'burgo de de los no-muertos'. Es una compra bastante recomendable, así no tendrás que buscar un herrero cuando se estropeen tus armas (por ejemplo en medio de una mazmorra).

Aprender magia
Cuando consigas un hechizo nuevo, puedes equiparlo desde aquí. La cantidad de hechizos que puedes llevar a la vez depende de las ranuras que tengas disponibles (que se miden por el atributo aprendizaje). Selecciona primero la ranura y después el hechizo que quieras equipar.

Caja sin fondo
Te permite almacenar objetos sin límite de espacio. Es útil para tener tu inventario despejado. Puedes dejar en la caja los objetos que no utilizas y volver a por ellos más tarde. Se la puedes comprar al mercader no-muerto que hay a la entrada de las 'profundidades', al final de pasadizo que comunica con el 'burgo de los no-muertos'.

Avivar
Cuando avivas una hoguera, esta te proporciona 5 frascos de Estus adicionales. Para avivar una hoguera necesitas estar vivo y ofrecer un punto de humanidad. Cuando avivas una hoguera, el jugador que haya descansado en ella antes que tú, recibe un frasco de Estus. Lo mismo ocurre al revés. Si descansas en las hogueras que hay después de los jefes tienes más probabilidades de que esto ocurra.

Anular hueco
Esta opción te permite resucitar como humano. Para ello necesitas ofrecer un punto de humanidad (si tienes, verás un número junto a la barra de vida). La humanidad aparece de forma aleatoria al vencer algunos enemigos (especialmente ratas). También puedes comprársela al mercader que hay en la entrada a 'las profundidades', al final del pasadizo que comunica con el 'burgo de los no-muertos'.

Saltar
Desbloquearás esta opción tras derrotar a los jefes de Anor Londo. Cuando tengas la Vasija del Señor podrás viajar desde todas las hogueras, pero no a todas las hogueras.

Subir de nivel
Para mejorar a tu personaje necesitas conseguir almas. La mayoría de los enemigos te las entregan al morir, da igual que los mates tú o mueran ellos solos. Pero no todos los enemigos tienen alma, así que estudia con quién merece la pena luchar.

La otra forma de conseguir almas es utilizar las 'Piedras de alma'. Son tesoros que encierran almas en su interior. El número varía en función de la fuerza del guerrero. Algunos jefes finales te darán la suya, pero si las consumes perderás la opción de mejorar algunas armas.

Cuando tengas almas, dirígete a una hoguera y selecciona lo opción 'Subir de nivel'. Si tienes almas suficientes, verás una flecha al lado de los atributos. Cada vez que aumentes uno, tu personaje subirá un nivel. Sea cual sea el atributo que subas, mejorará tu defensa contra golpes, fuego, magia y electricidad.. El resto de valores dependen de los atributos.

Ten en cuenta que subir de nivel no es la única forma de hacer más fuerte. De nada sirve aumentar tus atributos si no inviertes almas en mejorar tu equipo. Los atributos que se pueden mejorar son:

Vitalidad
Aumenta tus puntos de salud y la barra de vida.

Aprendizaje
Te permite conseguir ranuras para llevar más hechizos a la vez. Consigues una nueva ranura en los niveles de aprendizaje 10, 12, 14, 16, 19, 23, 28, 34, 41 y 50.

Aguante
Aumenta tu barra de energía y el peso del equipo que puedes soportar (puedes verlo en la ventana de estatus, debajo de los PS). El primer número indica el peso que llevas encima y el segundo el peso total de tu inventario (Ej: 24.9/100). El primer número determina la velocidad de tus movimientos. Si es inferior al 25% de tu capacidad total, podrás moverte muy rápido. Si es inferior al 50% te moverás rápido. Menos del 75% conlleva movimientos lentos. Si llevas encima más del 75% de la capacidad total, te moverás muy lento.

Fuerza
Determina tu capacidad para utilizar armas que se rigen por el atributo fuerza. Si tu nivel de fuerza es superior al necesario para esgrimir un arma, recibirás una bonificación de daño. Si es más bajo, tendrás una penalización (Puedes ver más información en la sección 'Armas').

Destreza
Determina tu capacidad para utilizar armas que se rigen por el atributo destreza. La bonificación de daño será más alta cuanto más alto sea tu nivel de destreza en relación al necesario para utilizar un arma (tienes información más detallada en la sección 'Armas').

Resistencia
Aumenta tu defensa ante los ataques físicos y la resistencia al veneno. Cuanto más alto, mayor será la barra que aparece cuando te envenenan (más información en los estados negativos de la sección 'Combate').

Fe
Este atributo mide tu capacidad para aprender milagros y utilizar talismanes. La potencia del hechizo depende de la diferencia entre tu atributo y el atributo necesario para manejar el talismán, a lo que hay que sumar la potencia del milagro.

Inteligencia
Mide tu habilidad para utilizar hechizos y magias de piro. También sirve para establecer el daño que haces con catalizadores y guanteletes.

Online
El sistema online de Dark Souls es muy peculiar. Las partidas se cruzan de forma aleatoria durante breves instantes. Para jugar con otros jugadores, necesitas utilizar ciertos objetos especiales que se explican a continuación. Mientras estás con otros jugadores, aparecerá una niebla bloqueando algunas zonas y sólo podrás avanzar hacia el jefe final de zona.

Fantasmas
Si estás jugando conectado a internet, te encontrarás constantemente con fantasmas. Te permiten ver lo que están haciendo otros jugadores en ese momento. La aparición de los fantasmas dura unos segundos y es más intensa cerca de las hogueras.

Mensajes
Puedes escribir mensajes en el suelo tras conseguir la Saponita Naranja (se compra al mercader que hay bajo el Burgo de los no muertos). Cuando la tengas en tu poder, colócala en el inventario y pulsa el botón de usar objetos. Los mensajes sirven para dar pistas a otros jugadores de lo que hay más adelante. Pero cuidado porque no siempre dicen la verdad


La saponita naranja también te permite puntuar el último mensaje que hayas leído. Esto ayuda a saber si un mensaje es verdadero o una broma pesada. Normalmente los mensajes con muchas puntuaciones suelen ser verdaderos y útiles.

Cooperativo
Para jugar cooperativo en Dark Souls necesitas conseguir la Saponita Blanca (te la dará el caballero de la luz, al final del burgo de los no muertos, a la derecha del puente del dragón rojo). Cuando la tengas en tu poder, colócala en el inventario y pulsa el botón de utilizar objeto.

Esto creará una señal blanca en el suelo que es visible en las partidas de otros jugadores. Si un jugador vivo la toca, serás invocado a su mundo para ayudarle a cruzar una zona y derrotar al jefe final(ambos jugadores tienen que tener un nivel cercano para poder coincidir). Si vences al jefe aparecerás en tu mundo con una buena cantidad de almas y un punto de humanidad. Si mueres aparecerás en la última hoguera de tu mundo sin perder nada (ni almas, ni humanidad, ni la vida si estás vivo).

Para invocar a otros jugadores a tu partida debes estar vivo y tocar la señal blanca de otro jugador (sólo son visibles cuando estás vivo). Puedes colocar la señal blanca aunque estés vivo, pero en este caso no verás la señal de otros jugadores ni podrás invocarlos. Tampoco podrás invocar a otros jugadores si ya has vencido al jefe final de la zona en tu mundo. Sin embargo, sí puedes ayudar a otros jugadores aunque el jefe de tu mundo haya sido derrotado.

Esta es la mejor forma de avanzar en Dark Souls. Primero ayuda a otros jugadores varias veces hasta que estés seguro de que puedes vencer al jefe. Si tienes éxito conseguirás gran cantidad de almas y humanidad. Después resucita en una hoguera y busca señales blancas para que te ayuden en la lucha contra el jefe.

Enfrentamiento
La otra forma de jugar online a Dark Souls es invadir el mundo de otros jugadores y luchar contra ellos. Para esto necesitas estar vivo y utilizar el Orbe de ojo roto. En este caso, el objetivo es derrotar al otro jugador. Si perteneces a algún pacto, recibirás recompensas adicionales por eliminar a tu adversario. Pertenecer a ciertos pactos también te permite invadir otros mundos sin necesidad de utilizar el Orbe de rojo roto.

Si estás vivo corres el peligro de ser invadido. Normalmente te avisarán de la invasión, pero no siempre. En este caso espera a tu enemigo en una zona que conozcas y acaba con él. Si caes puedes recuperar tus almas en el sitio de tu muerte.

Gestos
Sirven para comunicarte con tus compañeros. Pulsa el botón select/back y verás los gestos disponibles. Puedes aprender más gestos hablando con ciertos personajes secundarios.

Manchas de sangre
En ocasiones verás manchas de sangre en el suelo. Significa que otro jugador ha muerto en ese punto. Si la tocas, verás sus últimos instantes de vida, lo que te dará una ligera idea de lo que espera a continuación. Aprende de los errores de los demás para no cometer los mismos.

Combate

Una de las características de Dark Souls es que como jugador, tienes que evolucionar igual que tu personaje. Esto quiere decir que debes conocer tus armas, los movimientos que puedes ejecutar con cada una, y sobretodo cuándo utilizarlos. Cada enemigo tiene una rutina que debes estudiar antes de lanzarte al ataque.

Energía
Todos tus movimientos consumen energía, unos más y otros menos. Viene representada por la barra verde que hay bajo la vida.

Ataque
Puedes seleccionar cuatro armas a la vez, dos en la mano izquierda y dos en la derecha. El arma que llevas en la mano derecha se puede equipar también a dos manos, lo que aumenta considerablemente el daño. Si no tienes habilidad para equipar un arma, puedes hacerlo si la llevas a dos manos.

En función del arma que lleves equipada realizarás movimientos distintos, lo que influye en la cantidad de daño que causas.

R1/RB - Ataque débil con el arma derecha
R2/RT - Ataque fuerte con el arma derecha (consume más energía)
L1/LB - Ataque débil con arma izquierda o protegerse con escudo
L2/LT - Realizar contraataques
R1/RB + Adelante - Te permite dar patadas. Son útiles para alejar enemigos, romper la guardia y tirarlos por un precipicio.
R2/RT + Adelante - Salta hacia adelante golpeando con tu arma. Mide bien las distancias para
Saltar y atacar - Pulsa una vez el botón de esquivar para dar un salto hacia atrás y después el R1/RB para lanzarte al ataque.
Rodar y atacar - Rueda por el suelo (botón de esquivar + palanca en una dirección) y después pulsa ataque débil.
Cargar - Corre hacia un enemigo y pulsa el botón de ataque para cargar contra él.
Ataque en caída - Mientras caes desde una altura, pulsa el botón de ataque débil para caer golpeando. Si hay un enemigo debajo, machacarás su cabeza consiguiendo bastante daño. Esta técnica es especialmente útil contra algunos jefes.
Ataque en escalera - Mientras subes y bajas

Defensa
Puede protegerte equipando un escudo en la mano izquierda (en la derecha sirve para atacar). Mantén pulsado el botón frontal izquierdo para alzar el escudo. Mientras estás en esta posición, la barra de energía se recarga más lento. Un buen guerrero alza el escudo justo antes de recibir el golpe. Si te golpean y se vacía tu barra de energía, quedarás expuesto durante un instante. Siempre que avances por una zona desconocida, hazlo con el escudo levantado.

Esquivar
Es otra técnica fundamental para sobrevivir en Dark Souls. Puedes rodar por el suelo y saltar, pero vigila tu barra de energía porque se consume con rapidez. La velocidad de tus movimientos depende del peso del equipo que llevas encima y se determina por el atributo Aguante (Puedes ver más información en la sección 'Subir de nivel').

Rodar - Pulsa el círculo/B y la palanca de control en una dirección para dar una voltereta.
Retroceder - Pulsa el círculo/B una vez para dar un paso atrás.
Correr - Mantén presionado el círculo/B y mueve la palanca de control.
Saltar - Mantén pulsado el círculo/B y vuelve a pulsarlo para realizar un salto. Con esta técnica podrás escapar de los enemigos, saltar trampas y acceder a nuevas zonas.
Descender rápido - Pulsa el círculo/B mientras estás en una escalera para bajar rápido. Una vez que lo pulsas no hay vuelta atrás, así que asegúrate de que conoces o que hay debajo.

Contraataque
El gatillo izquierdo te permite hacer contraataques, pero tienes que ser muy, muy preciso al hacerlo. Pulsa el botón justo antes de recibir un ataque débil (los fuertes no se pueden contraatacar). Si lo haces bien, dejarás a tu rival expuesto para un crítico. La facilidad para hacer un contraataque depende del arma que lleves equipada en la mano izquierda. Por ej. un estoque te permite hacer contraataques más fácilmente que un hacha.

Crítico
Si consigues coger a un enemigo por la espalda, puedes ensartarlo consiguiendo un crítico (si llevas el escudo en alto no podrás hacerlo). También puedes acercarte despacio por detrás para no hacer ruido y hacer un crítico. Al igual que los contraataques, en función del arma que lleves equipada en la mano derecha, te resultará más fácil hacer un crítico.

Esta norma también se aplica para ti, así que no des nunca la espalda a tus enemigos. Si matas a un enemigo con un golpe crítico (por la espalda o con un contraataque) conseguirás un 20% más de almas.

Estados negativos
Algunos enemigos pueden infligir estados negativos. Cuando recibes sus ataques, aparece una barra sobre tu personaje que se va rellenando. La longitud de la barra depende de tu resistencia a dicho efecto, la velocidad con que se llena depende del ataque del enemigo. Mientras se rellena no pasa nada, pero si llega al final sufrirás un efecto negativo. Existen cuatro estados:

Veneno: Reduce tu salud poco a poco (depende del atributo resistencia). Se cura con musgo morado.
Tóxico: Reduce tu salud rápidamente. Se cura con musgo floreciente
Hemorragia: Los enemigos te infligen 50% de daño extra directamente a tus puntos de salud. Se cura con musgo rojo.
Maldición: Te mata al instante y deja tu salud reducida a la mitad. Si vuelves a sufrir una maldición, tu salud se vuelve a reducir a la mitad. Así hasta que tu vida se vea reducida a un frustrante 1/8. Para curar la maldición tienes que visitar al Guardián del Sello, en el tejado de las ruinas de Nuevo Londo; o bien comprar una Piedra Purgadora al mercader no muerte antes de entrar a las profundidades.

Armas

Las armas en Dark Souls pueden ser utilizadas por cualquier personaje, tengas o no la habilidad necesaria. En la descripción de cada arma verás que pone 'Atrib. Nec.' Esto indica el nivel de los atributos que necesitas para manejar esa arma correctamente. Si no tienes nivel puedes utilizar el arma con dos manos, pero tendrás una penalización de daño.

Estos atributos sirven para calcular el daño de tu personaje. Por ejemplo, si tienes una espada que hace daño Físico 100 y daño mágico 100, tu arma causa un total de 200 pts. de daño. Si tu arma necesita un nivel de fuerza 15 y tú tienes fuerza 20, obtendrás una bonificación de +100 pts. Esto hace un total de 300 pts. de daño por golpe, a lo que hay que restar la defensa del enemigo.

Si la situación es al revés, es decir tienes 15 de fuerza y el arma necesita nivel 20, recibirás una penalización de -100 pts. dejando un daño total de 100 pts. Esto significa que no siempre el arma con mejores números hace más daño, ya que depende de tus atributos. Puedes mejorar las armas visitando a un herrero (ver más información en la sección 'Herreros'). Las armas se pueden agrupar en los siguientes grupos.

Cuerpo a cuerpo
Son las armas para el combate cercano (hachas, espadas, alabardas, katanas
). En función del tipo de arma podrás ejecutar distintos movimientos. Estudia las posibilidades de cada una y cuando aplicarlas. Por ejemplo las lanzas son útiles en pasillos estrechos, pero pierden eficacia contra los enemigos rápidos.

Armas a distancia
En este grupo están los arcos y ballestas. Para disparar tienes que tener equipada su respectiva munición (flechas o pernos). Puedes alternar entre dos tipos de munición pulsando el botón R2 con el arma equipada.
Los arcos pueden dispararse en tercera y primera persona. Equípate con el arco y pulsa el botón de disparo sin bloquear a ningún enemigo (así podrás disparar a enemigos lejanos y atraerlos de uno en uno). De esta forma también puedes apuntar a los puntos débiles del enemigo y conseguir un crítico (normalmente la cabeza).

Escudos
Se equipan en la mano izquierda para protegerte. Si lo equipas en la derecha sirve para atacar. Siempre que avances por una zona nueva hazlo con el escudo levantado. Mientras el escudo está en alto, tu barra de energía se recupera más despacio. Lo mejor es alzarlo justo antes de recibir un golpe. Los escudos te protegen del daño físico y las distintas magias. Puedes ver sus valores en el inventario.

Armas mágicas
Son la única forma que tienes de lanzar hechizos. El catalizador sirve para los hechizos, el talismán para los milagros y el guantelete para las magias de piro. Algunas también sirven para atacar cuerpo a cuerpo, pero no son muy eficaces. El daño se calcula como el resto de armas, pero depende de los atributos Fe e Inteligencia. Cuanto más altos sean estos valores, en relación a los atributos necesarios para esgrimir el arma, mayor será el daño.

Armas arrojadizas
Son objetos que se equipan en el inventario y pueden ser utilizados como armas (bombas incendiarias, cuchillos arrojadizos, señuelos
). Te resultarán útiles especialmente al principio de la aventura.

Magias

La magia en Dark Souls se clasifica en 3 tipos distintos: conjuros, milagros y hechizos de piromancia. Para poder utilizar magia, debes tener en tu poder un catalizador (conjuros), un talismán (milagros) o una llama de piromancia (piro). Los distintos maestros que encuentres a lo largo del juego, aparecerán en el templo de fuego y te enseñarán hechizos a cambio de almas.
Los hechizos ocupan un número determinado de ranuras, generalmente, en función de la potencia del encantamiento. También tienen un número limitado de usos, pero alguno de ellos es posible equiparlo varias veces si se tienen más copias del hechizo. Por último, es necesario utilizar las hogueras para elegir las magias que quieres llevar.

Hechizos
Flecha de alma: 30 uso, 1 ranura (Logan, Griggs, Rickert)
Proyectil mágico débil.

Gran flecha de Alma: 20 usos, 1 ranura (Logan, Griggs)
Proyectil mágico de daño medio.

Flecha de Alma pesada: 12 usos, 1 ranura ( Logan, Griggs, Rickert)
Proyectil mágico potente.

Gran flecha de Alma pesada: 8 usos, 1 ranura (Logan)
El más potente de los proyectiles. Su tiempo de carga es bastante lento.

Masa de Alma dirigida: usos 10, 1 ranura (Logan)
Varios proyectiles mágicos que rodean al lanzador y se lanzan automáticamente al acercarse un enemigo.

Silencio: 6 usos, 1 ranura (cofre de la fortaleza Sen)
El jugador es capaz de moverse sin producir nada de ruido.

Lanza de alma: 4 usos, 1 ranura (Petrus)
Proyectil mágico de gran potencia, comparable a los rayos del dios Gwyan.

Lanza de alma cristal: 4 usos, 1 ranura (Logan)
50.000 almas 4 usos proyectil potente

Arma mágica de cristal: 4 usos, 1 ranura (Logan)
Magia de apoyo que encanta el arma con las propiedades de las armas de cristal.

Remedio: 4 usos, 1 ranura (cofre Ciudad Infestada)
Elimina estados negativos de veneno y toxinas.

Eliminar maldición: 4 usos, 1 ranura (Ingward)
disminuye o elimina el efecto de la maldición.

Resistir veneno: 4 usos, 1 ranura (Ciudad Infestada)
disminuye o elimina el efecto del veneno

Reparar: 1 uso, 1 ranura (Dusk)
Repara armas y armaduras

Ocultarse: 3 usos, 1 ranura (Dusk)
Te camufla en el entorno y los enemigos tardan más en detectarte.

Camaleón: 11 usos, 1 ranura (Dusk)
Transformarse en un objeto inanimado que despistará a los enemigos.

Ocultar arma: 3 usos, 1 ranura (Dusk)
Hace invisible el arma de tu mano derecha.

Escudo mágico: 5 usos, 1 ranura (Logan, Griggs)
Encanta el escudo con poder mágico.

Escudo mágico fuerte: 3 usos, 1 ranura (Cofre Archivos del Duque)
Refuerza el escudo con poder mágico más potente.

Arma mágica: 5 usos, 1 ranura (Logan, Griggs)
Encanta el arma con poder mágico.

Arma mágica fuerte: 3 usos, 1 ranura (Archivos del Duque)
Aumenta el poder del arma mágica.

Señuelo: 20 usos, 1 ranura (Griggs)
Atrae a los enemigos hacia el lugar donde lo lanzas.

Controlar caída: 10 usos, 1 ranura (Griggs)
Reduce el daño al caer desde grandes alturas. 10 usos

Aliento de dragón blanco: 20 usos (Logan)

Piromancia
Bola de fuego: 8 usos, 1 ranura (Laurentius, Quelana)
Lanza un pequeño proyectil de fuego.

Esfera de fuego: 6 usos, 1 ranura (Laurentius, Quelana)
Lanza un pequeño proyectil que además explota al impactar. 6 usos

Gran bola de fuego: 4 usos, 1 ranura (Quelana)
Hechizo de piro potente que crea una bola de fuego gigante.

Sudor Flash: 3 usos, 1 ranura (Laurentius)
Un sudor cálido envuelve al jugador y lo hace más resistente al fuego.

Combustión: 16 usos, 1 ranura (Laurentius, Quelana)
Provoca una llama que quemará a los enemigos.

Gran combustión: 8 usos, 1 ranura (Quelana)
Aumenta el poder de la llama de fuego.

Látigo de fuego: 80 usos, 1 ranura (Quelana)

Látigo del fuego del caos: 80 usos, 2 ranuras (Izalith Perdida)
Mucho más potente que el látigo de fuego, es una magia ideal para el cuerpo a cuerpo.

Oleada de incendios: 80 usos, 1 ranura (Ciudad Pintada de Ariamis)
Crea una serie de llamas potentes que rodean al lanzador.

Tormenta de fuego: 20 usos, 1 ranura (Quelana)
Forma columnas de fuego alrededor del jugador que dañan y lo protegen del enemigo.

Tormenta del caos: 20 usos, 2 ranuras (Quelana al terminar el pacto)
Similar a la tormenta de fuego pero de mayor potencia.

Tempestad de fuego: 20 usos, 1 ranura (Quelana)
El poder de las hijas del caos forma gigantescos pilares que rodean al jugador.

Gran bola de fuego del caos: 4 usos, 2 ranuras (Quelana)
Proyectil de fuego que al explotar rodea la zona de lava ardiendo.

Sudor de hierro: 3 usos, 1 ranura (Laurentius)
Aumenta considerablemente la resistencia, aunque el lanzador se volverá más pesado.

Niebla venenosa: 3 usos, 1 ranura (Eingyi)
Produce una nube que envenena a todos los enemigos de la zona.

Niebla tóxica: 1 uso, 1 ranura (Eingyi)
Esta magia provoca el estado tóxico en los enemigos de la zona. Eingy (el vendedor huevo de Quelana)

Milagros
Fuerza: 21 usos, 1 ranura (Petrus, Rhea)
Crea un campo de fuerza que aparta a los enemigos pero no les daña.

Emit Force: 6 usos, 1 ranura (Siegmeyer de Catarina)
Lanza un proyectil de energía que daña a varios enemigos.

Ira de los Dioses: 3 usos, 1 ranura (Rhea)
El jugador lanza varias cargas de fuerza, que lo rodean y atacan a varios enemigos.

Curación: 5 usos, 1 ranura (Petrus, Rhea)
Recupera una pequeña cantidad de PS.

Extracto de gran curación: 1 uso, 1 ranura (Petrus, Rhea, Patches)
Recupera una cantidad moderada de PS.

Gran curación: 3 usos, 1 ranura (Rhea)
El jugador y sus aliados recuperan gran parte de sus PS.

Restaurar: 2 usos, 1 ranuras (Rhea)
Recupera los PS poco a poco durante un tiempo limitado.

Bountiful Sunlight: 2 usos, 2 ranuras (Pisaca)
Restaura PS durante un tiempo, incluido a tus aliados.

Lanza relámpago: 10 usos, 1 ranura (Guerrero del Sol)
Una lanza luminosa que provoca daños por electricidad.

Lanza relámpago grande: 10 usos, 1 ranura (Guerrero del Sol)
Es una variante más potente de la 'Lanza Relámpago'.

Lanza de rayo solar: 5 usos, 2 ranuras (Guerrero del Sol)
Magia muy poderosa cargada con el rayo del rey Gwyn.

Regresar: 1 uso, 1 ranura (Petrus, Rhea)
Te devuelve a la última hoguera en la que descansaste.

Barrera mágica: 4 usos, 1 ranura (Rhea)
Crea una barrera que reduce el daño del jugador.

Gran barrera mágica: 2 usos, 1 ranura (El gran Hallow)
Aumenta la resistencia de la barrera mágica.

Karmic Justice: 4 usos, 1 ranura (Oswald de Carim)
Este es un hechizo de protección raro. Si está activo, dañará a todos los enemigos de una zona cuando sufras daño físico continuado.

Espada de la luna: 1 uso, 1 ranura (Pacto de la Luna)

Ralentizar movimiento: 5 usos, 1 ranura (Catacumbas)
Los enemigos de alrededor se muevan más despacio.

Espada de luz: 1 uso, 1 ranura
Envuelve la espada en un aura de luz que le confiere bonificación por daño.

Herreros

Los herreros permiten mejorar tus armas. Las armas básicas se pueden mejorar hasta el rango +5, después necesitas modificarlas para seguir avanzando. Para modificar un arma necesitas un ascua especial (ver lista más abajo). Cada ascua sirve para modificar un arma a una clase. Cuando lo haces, los atributos cambian y el arma se reinicia en una nueva clase. Las almas de los jefes también sirven para forjar armas especiales, pero sólo lo puede hacer el herrero de Anor Londo.

Herramientas
Ascua grande - Modifica armas básicas a +10
Ascua gigante - Modificar armas básicas a +15
Ascua divina - Modificar a armas divinas
Ascua encantada - Modificar a armas encantadas
Ascua del caos - Modificar armas de caos
Ascua oscura - Modifica armas divinas en armas misteriosas
Ascua de cristal - Modifica armas básicas +10 a armas de cristal
Ascua mágica grande - Asciende las armas mágicas a +10
Ascua grande divina - Asciende armas divinas a +10
Ascua grande de fuego - Asciende armas de fuego a +10

Los herreros también pueden reparar tus armas a cambio de almas. Si posees la caja de reparaciones, podrás hacerlo tú mismo en la hoguera. También puedes adquirir la Herramienta armas y la Herramienta armaduras (herrero de la parroquia de los no muertos). Con ellas puedes mejorar armas desde la hoguera, pero sólo las básicas. Existen cuatro herreros en el juego:

Rickert de Vinheim
Modifica: Armas básicas; armas encantadas
Localización: Ruinas de Nuevo Londo

Lo encontrarás al principio de la aventura, en las Ruinas de Nuevo Londo. Desde el santuario de fuego, baja las escaleras junto a la hoguera y toma el ascensor. Cuando salgas, ve hacia la derecha y baja las escaleras que hay al borde del acantilado. Encontrarás al herrero en una jaula, y te ayudará al comienzo de la aventura.

Andrei
Modifica: Armas normales; armas divinas; armas oscuras
Localización: Parroquia de los no muertos

Lo encontrarás en el camino que une la Parroquia de los muertos y el bosque. Le puedes comprar titanita y las herramientas de armas, armaduras y de reparación.

Vamos
Modifica: Armas de fuego; armas de caos
Localización: Catacumbas

Se encuentra en el fondo de las catumbas. Tras cruzar el segundo puente de las catacumbas, llegarás a una zona circular con unas escaleras que bajan. Sigue las escaleras hasta abajo del todo y verás que el camino se termina. Déjate caer y aterriza en la plataforma, salta a la siguiente y aterriza en el suelo. Entra por el agujero y encontrarás al herrero, que te abrirá un atajo hacia la Tumba de los Gigantes.

Herrero Gigante
Modifica: Armas eléctricas; armas de cristal; armas únicas
Localización: Anor Londo

Lo encontrarás en Anor Londo. En la sala previa al combate con el jefe, custodiada por dos guerreros gigantes, sube las escaleras y encontrarás unas vidrieras. Entra por la rota y déjate caer (el herrero está detrás de una puerta maciza). Otra forma de llegar es subir por las escaleras que hay a la izquierda, antes de cruzar la niebla que te lleva a los jefes. Sigue hacia la izquierda, pasando el arquero que hay en las escaleras y busca la puerta que lleva ante el herrero.

Este herrero es el único que puede forjar armas con las almas de los jefes. Sólo puedes crear armas especiales a partir de los objetos que se indican entre paréntesis. Por ejemplo, sólo puedes conseguir el Cuerno de la Mariposa Lunar si tienes una Lanza de nivel +10.

Alma de la mariposa lunar - Cuerno de la mariposa lunar (Lanza +10); Escudo de anillos de cristal (Escudo +10)
Alma de Quelaag - Espada de la furia de Quelaag (Espada curva +10); Hoja del caos (Katana +10)
Núcleo Gólem de Hierro - Guantelete de la quilla (Guantelete +10); Hacha de Golem (Hacha +10)
Alma de Gwyndolin - Arco de la luna oscura (Arco +10); Catalizador de la Luna Oscura (Catalizador)
Alma de Ornstein - Lanza del matadragones (Lanza +10)
Alma de Smough - Martillo de Smough (Martillo +10)
Alma de Sif - Gran espada de Artorias (Espadón +10); Gran escudo de Artorias (Escudo +10)
Alma de Priscila - Lifehunt Scythe (Alabarda +10, látigo +10)
Alma de Gwyn - Espada del Rey (Ultraespadón +10)

Pactos

Los pactos son la manera que hay en Dark Souls de acceder a las misiones secundarias. Sirven para organizar a los jugadores en las partidas online. Los que pertenecen al mismo pacto tienen más posibilidades de coincidir en una partida multijugador.

Esto permite agrupar a los jugadores por facciones, según su forma de jugar. Si te dedicas a hacer el bien y ayudas a otros jugadores en partidas cooperativas, te interesa unirte a un pacto de la luz y participar con jugadores que tienen tus mismos ideales. Si eres de los que les gusta invadir otros mundos, haz un pacto de oscuridad y recibirás bonificaciones cada vez que elimines a otro jugador.

Los pactos sirven también para conseguir objetos especiales y modificar el aspecto de tu héroe. Puedes unirte a uno rescatando a determinados personajes secundarios. Te pedirán que cumplas ciertos requisitos. Puedes ver una descripción detallada de los objetivos debajo de estas líneas.

¿Qué pasa si rompes un pacto? En este caso, los personajes que pertenecen al pacto se volverán hostiles y te atacarán cuando te vean (algunos pactos tienen penalizaciones adicionales). Para traicionar un pacto debes incumplir las normas del mismo o atacar a un personaje de la facción.

Otra forma de romper un pacto es unirte a otra facción (sólo puedes pertenecer a un pacto cada vez). Cuando lo haces pierdes tus avances con el pacto anterior. Lo más útil es intentar aprender todos los hechizos y conseguir todas las recompensas de una facción antes de firmar un pacto con otra.

Si traicionas el pacto o atacas a otros personajes recibirás un pecado y tu nombre quedará escrito en el Libro de agravios de la Diosa Velka. Los jugadores que aparecen aquí pueden ser invadidos por los que pertenecen al Pacto de los guerreros de la Luna Oscura (ver información más abajo).

¿Cómo conseguir la absolución de tus pecados? Para ello tienes que habar con el sacerdote que está en la Parroquia de los No-muertos, detrás de donde peleas contra las gárgolas. La absolución cuesta el nivel que tenga tu personaje multiplicado por 2.000 almas. Si lo haces, todos los personajes que hayas matado y los pactos que hayas roto se reiniciarán.
Existen 9 pactos distintos en Dark Souls:

Pacto de la Blanca Vía
Alineamiento: Bien

Las clases Clérigo y Caballero pertenecen a este pacto desde el principio.

Unión: Habla con Petrus en el Santuario de fuego, en las escaleras que llevan al ascensor que une con la Parroquia de los No-muertos.

Este pacto es el primero al que te podrás unir en el juego. Está disponible desde tu llegada al Santuario de Fuego. El objetivo de este pacto es ayudar a la cooperación entre jugadores, especialmente al principio de la aventura. Los miembros del pacto tienen más posibilidades de ver sus señales de invocación.

Al unirte al pacto podrás acceder a los primeros milagros del juego (de especial interés el milagro 'Curación' con el que podrás ahorrar frascos de Estus).

Pacto de la Guardia de la Princesa
Alineamiento: Bien
Unión: Anor Londo

Habla con la Princesa Gwynevere en Anor Londo, después de eliminar a los Smough y Ornstein el Matadragones. Al igual que el pacto de la Vía Blanca, este sirve para acercar a los jugadores en las partidas multijugador. También conseguirás el Anillo Solar de la Princesa, y dos milagros especiales.

Pacto de las Espadas de la Luna Negra
Alineamiento: Bien
Unión: Anor Londo

Para unirte al pacto necesitas el anillo de la Luna Negra que encontrarás en las catacumbas. Cuando lo tengas, dirígete a Anor Londo y mueve el elevador giratorio que hay en el centro. Hazlo bajar al máximo y desciende las escaleras hasta la estatua de la luna negra. Equípate el anillo y la estatua te revelará un camino secreto. Baja las escaleras y no cruces la niebla, si lo haces romperás el pacto.

Los miembros del pacto se encargan de ajusticiar a aquellos que tienen pecados pendientes por traicionar a sus pactos. Si firmas el pacto, recibirás el orbe de ojo azul. Te permite invadir el mundo de otro jugador sin que reciba una señal de alerta. También recibirás el anillo de las Espadas de la Luna Negra.

Cuando tengas el anillo equipado, Gwynevere te convocará para invadir el mundo de los pecadores que pasen por Anor Londo. Si llevas el anillo puesto, puedes ser invocado en cualquier momento, tanto si estás vivo como si no. La invasión te llevará siempre a Anor Londo. Allí se pueden unir otros miembros del pacto y colaborar para derrotar al pecador. Si tienes pecados, puedes ser invadido por los espectros cuando pases por Anor Londo, da igual que seas miembro del pacto. En este caso puedes elegir entre enfrentarte a ellos o cruzar la niebla del jefe para desterrarlos.

Si consigues derrotar a un jugador cuyo nombre está escrito en el libro de agravios, recibirás un souvenir (no siempre sucede). Puedes utilizarlos para reforzar la unión al pacto. Si entregas 10 souvenirs conseguirás la Espada de la luna Oscura y el Talismán de la Luna Oscura.

Pacto del Guerrero de la Luz Solar
Alineamiento: Neutral
Unión: Altar del Sol (Parroquia de los no muertos)

Podrás unirte a este pacto tras regresar de Anor Londo. Al principio del juego, debes hablar con el caballero Solar de Astora (es el que te da la saponita blanca). Si hablas con él a lo largo del juego, podrás invocarlo en la lucha contra algunos jefes. La segunda vez que te lo encuentras es en Anor Londo, junto a una hoguera (no olvides hablarle).

Cuando regreses de Anor Londo, ve a la Parroquia de los no muerto y lo encontrarás en el Altar del Sol (debajo del dragón rojo). Para unirte al pacto necesitas nivel 50 de Fe. Sin embargo, recibirás cinco puntos adicionales por cada vez que hayas ayudado a otro jugador a derrotar un jefe en su mundo.

El objetivo de este pacto es colaborar con otros jugadores. Si te unes, tu aura en las partidas multijugador se volverá amarilla. Si conseguís vencer al jefe, todos recibiréis una medalla de luz solar. Si entregas 10 medallas en el altar recibirás los milagros Lanza Relámpago y Gran Lanza Relámpago.

Pacto del Guardián del Bosque
Alineamiento: Neutral
Unión: Corazón del bosque.

Para unirte a este pacto necesitas acceder al corazón del bosque, ya sea por la puerta del jardín tenebroso o desde el lago de la Hydra. Una vez allí, busca al gato Alvina junto a unas ruinas.

El objetivo del pacto es convertirte en el guardián del bosque. Si accedes, recibirás un anillo. Cuando lleves puesto podrás ser invocado para proteger el bosque de personajes que no pertenecen al pacto (Puedes ser invocado desde cualquier parte, estés o no vivo). Con cada victoria irás ascendiendo de rango en el pacto.

Cuando consigas tu primera victoria, habla con el gato para conseguir la Bendición Divina. Con tres muertes recibirás el Anillo de la niebla (te vuelve transparente y no permite que otros jugadores te fijen como objetivo). Finalmente, si consigues cinco muertes el gato Alvina te hablará sobre el lobo guardián del bosque. Si atacas a alguna criatura del bosque, el pacto se considerará roto, así que ten cuidado a quién golpeas.

Pacto del Sirviente del Caos
Alineamiento: Neutral
Unión: Dominios de Quelaag

Tras derrotar a la bruja Quelaag, te encontrarás con su hermana en un pasaje secreto en la sala posterior a la sala donde tocas la campana. Golpea una pared para entrar y habla con la criatura que bloquea el camino (no le hagas daño o no podrás comprar hechizos). Cruza al otro lado y habla con la bruja para firmar el pacto.

El objetivo de este pacto no es otro que entregar humanidad para conseguir hechizos. Al unirte al pacto conseguirás la Gran bola de fuego del Caos. Si entregas 30 de humanidad, conseguirás la Tormenta de fuego del Caos.

Este pacto esconde un siniestro secreto. Si lo traicionas atacando a la bruja o alguna de sus crías, plantarán un huevo dentro de tu cabeza. Este se alimenta de parte de las almas que consigues. Cuando come suficientes, eclosiona y tu cabeza se convierte en un enorme huevo. Con él puedes atrapar a los enemigos utilizando el ataque de patada. El inconveniente es que tu cabeza es muy vulnerable al fuego y no puedes utilizar cascos.

Esto también puede suceder si eres atacado por alguna de las crías. Para curarte puedes hablar con el sirviente de la bruja y comprar huevos vermífugos. Si hablas con el sirviente mientras tu cabeza es un huevo, te dará acceso a dos hechizos únicos: Hechizo de veneno y Hechizo tóxico.

Siervo del Rey del Cementerio
Alineamiento: Mal
Unión: Catacumbas

Podrás acceder al pacto desde las Catacumbas, en el pasillo donde está en Demonio Gárgola de Titanita. Para entrar necesitas equipar un Ojo de muerte en el inventario. Busca un ataúd en el pasillo en el que te puedes meter. Espera dentro unos 30 segundos con el Ojo de muerte equipado. Esto te llevará ante el Rey del cementerio. Si firmas el pacto recibirás la Espada del Siervo del Cementerio y el hechizo Danza de Espadas.

Al firmar el pacto recibes Ojos de la Muerte. Sirven para maldecir el mundo de tres jugadores de forma aleatoria. Cuando utilizas el ojo, creas una señal en el suelo y el mundo de las víctimas queda maldito. Esto significa que algunos enemigos se convierten en espectros negros y se vuelven más fuertes. Si el jugador cae ante esos enemigos, el Siervo del Cementerio recibe almas y humanidad en su mundo.

La clave para romper la maldición está en la señal que el Siervo coloca en el suelo. Esta aparece en los mundos de las víctimas en el mismo lugar. Si uno de los tres jugadores la toca, invadirá el mundo del Siervo del Cementerio. Si lo derrota, se rompe la maldición en los otros mundos y aparece un mensaje que dice 'El Siervo del Rey Cemen ha caído, entonces el Caos desaparece'.

Si el Siervo gana, recibe Ojos de la muerte. Ten en cuenta que estos objetos son muy difíciles de encontrar a lo largo del juego. Los puedes conseguir de los grillos con ojos saltones en las profundidades (tasa de aparición 1 por hora, más o menos), o comprárselos Patches en el Santuario de Fuego, después de derrotar a Nito (sólo vende 3).

Los Ojos de la muerte también se le pueden entregar al Rey del Cementerio para reforzar el pacto. Si le entregas 10 te enseñará el hechizo Gan Danza de Espadas. Durante la historia principal tendrás que derrotar a Nito. Sin embargo esto no se considera traición y podrás seguir siendo miembro del pacto aunque lo mates.

Camino del Dragón
Alineamiento: Mal
Unión: Lago de la ceniza

Podrás unirte al pacto al final del lago de la ceniza, hablando con El Dragón Eterno. El objetivo del pacto es transformar tu cuerpo en dragón, lo que aumenta tus atributos de ataque, defensa y habilidades relacionadas con el fuego.

Cuando te unes al pacto recibes la Piedra de cabeza dragón. La puedes utilizar si no tienes un casco puesto y tu cabeza se transformará en la de un dragón. No podrás equiparte con cascos, pero a cambio escupirás fuego por la boca con el ataque de patada (adelante + R1/RB). Si mueres volverás a tu estado normal.

Al unirte al pacto recibes también el Ojo de Dragón. Sirve para colocar una señal en el suelo y retar a otros jugadores (el lugar más común para colocar la señal es en la entrada del Horno de la Primera Llama). La señal es de color plateada y sólo es visible por aquellos jugadores vivos que poseen una escama de dragón. Si un jugador la toca comienza el duelo. El ganador recibe una escama de dragón, pero el perdedor no pierde la suya.

Las escamas de dragón sirven para reforzar el pacto. Si le entregas 30 al Dragón Eterno, te dará la Piedra de torso de dragón. Con ella puedes transformar todo tu cuerpo en dragón, aumentando así tus atributos, si mueres vuelves al estado normal. Mientras hablas con el Dragón Eterno puedes aprovechar para cortarle la cola y conseguir la Gran espada de dragón. Él no se enfadará ni se considerará traición.

Pacto del Espectro Oscuro
Alineamiento: Mal
Unión: Ruinas de Anor Londo: El Abismo.

Este es sin duda el pacto más escondido de todo el juego. Puedes unirte después de regresar de Anor Londo con la Vasija Divina. En vez de entregársela a la serpiente en el Santuario de Fuego, ve a las Ruinas de Anor Londo y habla con Ingward para que te de la llave del sello. Si ya has colocado la Vasija Divina, puedes matar a Ingward para conseguir la llave.

El siguiente requisito es derrotar al Gran Lobo Sif en el corazón del bosque y conseguir el Anillo de Artorias. Equípatelo para poder entrar en El Abismo y derrota a Los Cuatro Reyes. Cuando lo hagas habla con Kathee la serpiente para unirte al pacto.

Al entrar en el pacto recibes un orbe de ojo roto y la Mano Oscura, que puedes utilizar para robar humanidad con su ataque fuerte. Como espectro oscuro tienes que invadir el mundo de otros jugadores para conseguir humanidad. Si te matan, puedes ser denunciado por otro jugador que tenga el ítem 'Acusación' (se compra al Oswald de Carim en la Parroquia de los no muertos). Si te denuncian recibirás un pecado y puedes ser perseguido por los miembros del pacto de las Espadas Oscuras.

Para reforzar el pacto puedes entregar humanidad a la serpiente. Te recompensará en los siguientes niveles:

10 de humanidad - Orbe de ojo roto (permite invadir sin límite)
30 de humanidad - Espada Oscura y conjunto de Espectro Oscuro
80 de humanidad - Mano Oscura + (roba más cantidad de humanidad)

PRÓLOGO
Tu odisea comienza en un calabozo. Un misterioso caballero te proporciona la llave para salir. Cógela del cadáver y abre la puerta. En el pasillo encontrarás los primeros enemigos ignorándote. Puedes acabar con ellos para conseguir las primeras almas. Los mensajes del suelo te ayudarán a conocer los controles.

Cruza el pasillo y sube las escaleras del fondo. Cruza la puerta y llegarás a la primera hoguera (sirve como punto de control). Cruza la puerta y avanza unos pasos hasta encontrar al jefe. Por ahora sólo tienes un arma rota, así que no puedes luchar. Busca la puerta en la pared de la izquierda y crúzala evitando los ataques del demonio.

Toca la hoguera y cruza la puerta. Avanza por el pasillo y encontrarás a un arquero disparándote a lo lejos. Puedes esquivar sus flechas rodando por el suelo. En el cadáver de la izquierda conseguirás la primera pieza de tu equipamiento y en el cadáver del fondo encontrarás tu arma. Equípala desde el inventario y mata al arquero.

Sigue por el pasillo hasta encontrar unas escaleras a tu izquierda. Cuando subas caerá una bola de hierro, rueda para esquivarla y se abrirá un agujero en la pared. Habla con el caballero que hay dentro y te dará la llave de la puerta. Sube las escaleras y saldrás a la terraza del castillo. Cruza matando a los tres enemigos y llegarás ante la niebla que conduce a la lucha contra el demonio.

Déjate caer desde la cornisa y pulsa el botón de ataque mientras estás en el aire. Así caerás sobre el demonio causándole mucho daño. Después muévete entre sus piernas atacando y podrás acabar con él. Recoge la llave de la puerta y crúzala para comenzar Dark Souls.

SANTUARIO DE FUEGO
Se puede considerar como el centro del juego. Desde aquí se puede acceder a la mayoría de zonas, pero no todos los atajos estarán disponibles desde el principio de la aventura. También encontrarás aquí a la mayoría de personajes secundarios que vayas rescatando.

Atajos
- Burgo de los No muertos: Desde la hoguera, ve hacia la derecha pegado al borde del acantilado. Sube las escaleras y entra en el acueducto. Sigue hasta el final y sal por la puerta de la izquierda para llegar al burgo.

- Cementerio: Desde la hoguera, sigue por las escaleras del centro-izquierda y llegarás a una zona con agua. Sal por la puerta de la izquierda y sigue el camino hasta el cementerio. Al principio de la aventura no podrás con los esqueletos, pero puedes correr para robar los tesoros.

- Parroquia de los no muertos: Desde la hoguera sube las escaleras del centro-derecha, donde está el mercader de milagros Petrus. Sube por las escaleras de la derecha y llegarás a un ascensor que te lleva al interior de la iglesia.

- Catacumbas: Ve hasta el cementerio y sigue el camino. Tras el segundo grupo de esqueletos, a la izquierda, hay unas escaleras que bajan a las catacumbas. Olvídate de entrar ahí hasta bien avanzada la aventura.

- Profundidades: Desde la hoguera, ve hacia la derecha hasta el acueducto que lleva al burgo de los no muertos. Sigue recto y verás una puerta cerrada al principio de la aventura. Conseguirás la llave tras derrotar al Demonio Cabra (en la sección inferior del burgo de los no muertos). Al final encontrarás al mercader no muerto. Si bajas las escaleras llegarás a la entrada a las profundidades.

- Ruinas de nuevo Londo: Justo al lado de la hoguera hay unas escaleras que bajan. Síguelas y toma el ascensor para llegar a las ruinas de Nuevo Londo.

- Valle de los dragones: Baja por el ascensor que lleva a las Ruinas de Nuevo Londo. Una vez abajo, sube por la torre de al lado y llegarás a una puerta cerrada. Si tienes elegiste como regalo la llave maestra, podrás abrirla sin problemas. Si no deberás esperar a llegar a la ciudad infestada para conseguir la llave.

- Ciudad infestada: Desde la hoguera, baja hasta las ruinas de Nuevo Londo. Sube por la torre de la derecha hasta el valle de los dragones y cruza el puente para entrar en la ciudad infestada.

Asilo de los no muertos: Puedes llegar al asilo, la zona donde empieza el juego, desde el ascensor que conecta el santuario de fuego con la Parroquia de los no muertos. Cuando empiece a subir el ascensor, salta y déjate caer en el techo, justo encima de donde coges el ascensor. Camina hacia la derecha y verás una pequeña zona con hierba. Salta a la columna que tienes enfrente y entra en la torre.

Sigue hacia la izquierda y verás un cuerpo en un tejado (tiene una llave del asilo que utilizarás cuando llegues). Dobla la esquina y sigue por la parte exterior de la fachada, sube las escaleras y verás un nido con la opción 'Hacerte un ovillo'. Hazlo y espera un rato a que llegue el transporte hacia el Asilo de los no muertos.

EL BURGO DE LOS NO MUERTOS

Tesoros
Saponita blanca (Caballero del Sol)
Bomba incendiaria (comerciante)
Resina de pino dorada (comerciante)
Piedra de reparación (comerciante)

Santuario de fuego
Se puede considerar como el centro del juego. Desde aquí se puede acceder a la mayoría de zonas, pero no todos los atajos estarán disponibles desde el principio de la aventura. La gran mayoría de personajes secundarios que rescatas pasan por aquí, siendo el centro de distintos objetivos secundarios.

Si bajas por las escaleras traseras, encontrarás a la guardiana de la hoguera en una celda. Si rescatas al caballero Lautrec y lo mantienes con vida, permanecerá un tiempo frente a ella. Pasado un tiempo la asesinará y la hoguera quedará desactivada. Junto al cuerpo encontrarás un Orbe de Ojo Negro que puedes utilizar en Anor Londo cuando lo sientas vibrar.

Atajos
- Burgo de los No muertos: Desde la hoguera, ve hacia la derecha pegado al borde del acantilado. Sube las escaleras y entra en el acueducto. Sigue hasta el final y sal por la puerta de la izquierda para llegar al burgo.

- Cementerio: Desde la hoguera, sigue por las escaleras del centro-izquierda y llegarás a una zona con agua. Sal por la puerta de la izquierda y sigue el camino hasta el cementerio. Al principio de la aventura no podrás con los esqueletos, pero puedes correr para robar los tesoros.

- Parroquia de los no muertos: Desde la hoguera sube las escaleras del centro-derecha, donde está el mercader de milagros Petrus. Sube por las escaleras de la derecha y llegarás a un ascensor que te lleva al interior de la iglesia.

- Catacumbas: Ve hasta el cementerio y sigue el camino. Tras el segundo grupo de esqueletos, a la izquierda, hay unas escaleras que bajan a las catacumbas. Olvídate de entrar ahí hasta bien avanzada la aventura.

- Profundidades: Desde la hoguera, ve hacia la derecha hasta el acueducto que lleva al burgo de los no muertos. Sigue recto y verás una puerta cerrada al principio de la aventura. Conseguirás la llave tras derrotar al Demonio Cabra (en la sección inferior del burgo de los no muertos). Al final encontrarás al mercader no muerto. Si bajas las escaleras llegarás a la entrada a las profundidades.

- Ruinas de nuevo Londo: Justo al lado de la hoguera hay unas escaleras que bajan. Síguelas y toma el ascensor para llegar a las ruinas de Nuevo Londo.

- Valle de los dragones: Baja por el ascensor que lleva a las Ruinas de Nuevo Londo. Una vez abajo, sube por la torre de al lado y llegarás a una puerta cerrada. Si elegiste como regalo la llave maestra, podrás abrirla sin problemas. Si no deberás esperar a llegar a la ciudad infestada para conseguir la llave.

- Ciudad infestada: Desde la hoguera, baja hasta las ruinas de Nuevo Londo. Sube por la torre de la derecha hasta el valle de los dragones y cruza el puente para entrar en la ciudad infestada.

- Asilo de los no muertos: Es la zona donde comienza el juego. Puedes regresar allí tomando el ascensor que sube hasta la Parroquia de los no muertos. Cuando empiece a ascender, camina hacia adelante y aterriza en el tejado, justo encima de donde cogiste el ascensor.

Ve hacia la hierba de la derecha y verás delante el pilar de la torre. Corre y salta sobre él. Sube hasta la torre y gira a la izquierda. Puedes coger la llave del tejado para utilizarla cuando llegues al asilo. Avanza por la parte exterior de la fachada y sube otras escaleras hasta encontrar un nido. Hazte un ovillo y espera a que llegue el transporte hacia el asilo (tarda un tiempo en aparecer).

NPC
Mercader - El primer comerciante que encontrarás en el juego. Antes de llegar a la primera hoguera del Burgo de los no muertos, verás un camino hacia la derecha protegido por dos lanceros. Rompe las cajas que hay a su lado y verás unas escaleras ocultas que llevan hasta él. Te proporcionará la saponita naranja y la herramienta para reparar armas y armaduras en la hoguera.

Caballero solar de Astora - Lo encontrarás antes de llegar al puente del dragón. Te dará la saponita blanca, que puedes utilizar para colaborar con otros jugadores colocando la señal en el suelo.

Si hablas con él siempre que te lo encuentres, irá avanzando contigo en la aventura. Su señal de color naranja puede aparecer cerca de la niebla de algunos jefes (parroquia de los no muertos, profundidades, Anor Londo, Ruina de los demonios, El horno de la primera llama).

Recorrido
El burgo de los no-muertos es la primera zona real del juego. Puedes acceder a él por las escaleras a la derecha del santuario de fuego. Ahí encontrarás a los primeros enemigos. Atráelos de uno en uno y acaba con ellos por separado .Puedes utilizar la patada (Adelante + Ataque débil) y tirarlos por el acantilado. Cruza el acueducto y sal por la puerta de la izquierda para entrar en el burgo.

Empieza eliminando a los tres enemigos. A la derecha de las escaleras, hay unos barriles de madera que puedes romper para descubrir un camino oculto con varios tesoros. Ten cuidado con los no muertos que cuelgan de la fachada, en cuanto des dos pasos te harán una emboscada.

Toma las escaleras de mano que hay en la pared para volver y continuar por el otro lado. Acaba con el lanzador de bombas y vigila tu espalda, porque en la casa de la izquierda hay otro hueco que irá a por ti. Sube por las escaleras y en el piso de arriba salta por la ventana para llegar a la otra casa.

Recoge el tesoro y ve por el otro camino para llegar a lo alto de la muralla. Acaba con los 3 enemigos que se lanzarán a por ti y ten cuidado con el arquero de la torre. Por la derecha hay dos lanceros con escudo. Son enemigos más difíciles de eliminar, pero cuando despejes esta zona, podrás acceder al mercader por el camino oculto que hay bajo las cajas de la izquierda.

Cuidado con el enemigo al llegar al lugar donde estaba el arquero, entra por la puerta de la izquierda y utiliza la hoguera. Esta es la única hoguera que hay antes del jefe, avívala para conseguir más Estus. Es una buena zona para recolectar almas y subir algunos niveles extra que te faciliten el camino.

Acércate al puente de piedra para atraer al primer enemigo del otro lado. Cruza corriendo para esquivar las bombas incendiarias y elimina a los dos huecos de la habitación. Antes de salir aparecerán otros dos, uno de ellos con más bombas. Acaba con ellos en el interior, y cuando estés fuera ve a la casa de la derecha para eliminar el último enemigo.

Sube las escaleras y verás tres soldados más. Mantente lejos del alcance de las bombas y acaba primero con los dos huecos cuerpo a cuerpo. Una vez despejado, te será mucho más fácil esquivar y sorprender al último. Sube a la torre de la izquierda y mata al arquero.

Ahora ve captando la atención de los huecos uno a uno. Ten cuidado porque estos enemigos están protegidos con escudos y son mucho más resistentes. Si te quedas en la parte alta de las escaleras, podrás acabar con los espadachines antes de que el lancero le dé tiempo a llegar.

Baja y te encontrarás dos caminos. Por la derecha hay tesoros, aunque para conseguirlos primero debes eliminar al caballero negro. Ten cuidado porque este enemigo es muy rápido y fuerte, puede terminar contigo de dos golpes y cuando se cubre con el escudo apenas conseguirás hacerle daño.

Por el otro camino llegas directamente al jefe de la zona. Ojo con la trampa de las escaleras, cuando empieces a subir caerá un barril explosivo que te dañará de gravedad si te alcanza. Rueda rápido para esquivarlo y acaba con el hueco que lo dejó caer. Sube las escaleras de la torre para llegar hasta la niebla.

El demonio Tauro es el primer enemigo serio del juego, aunque con un poco de habilidad resultará bastante asequible. Primero sube por las escaleras que hay a la derecha de la torre. Acaba con los dos huecos y deja esa zona despejada. Baja y ve caminando hasta la mitad de la muralla aproximadamente.

Cuando el demonio entre en escena, regresa corriendo y sube por las escaleras hasta lo alto de la torre. El Tauro se quedará unos segundos esperando abajo, aprovecha y déjate caer sobre su cabeza para hacer un ataque en caída. Este ataque es muy potente y puede llegar a bajarle casi un tercio de la salud.

Ahora corre hasta el otro extremo y espera que se acerque. Cuando trate de embestirte, esquívalo pegado a un lado (con cuidado de no precipitarte al vacío) y repite el mismo ataque del principio. Vigila tu barra de energía para no cansarte demasiado y ten cuidado cuando subas por las escaleras, ya que es tu momento más vulnerable.

Esta es la manera más sencilla de acabar con el jefe, aunque puede variar en función de tu estilo de juego. Si te decides por el enfrentamiento directo, evita hacerlo en el puente porque es un lugar muy estrecho. En lugar de eso, atráelo hasta la torre y espera que suba a por ti. Cuando lo derrotes, coge su alma y sal por la puerta del final.

Baja y antes de cruzar el puente dirígete a la derecha para hablar con el Guerrero del Sol. Te dará la saponita blanca, que puedes utilizar para ayudar a otros jugadores. En el puente llega uno de los momentos más críticos que hay al comienzo del juego. Verás que hay un grupo de huecos a mitad de camino, aunque estos no son tu principal problema.

Cuando empieces a caminar, serás víctima del ataque sorpresa de un dragón. Éste te despejará el puente de enemigos, pero si te alcanza su llamarada probablemente termines muerto. Decide si regresar para gastar tus almas o intentar cruzar al otro lado. Ten en cuenta que si mueres, es un lugar muy complicado para recuperarse y el número de almas que tienes tras vencer al jefe es bastante elevado.

Si decides probar suerte, corre a toda prisa hasta la mitad del puente y protégete en las escaleras de la derecha. Espera a que el dragón baje a tierra y corre bajo sus piernas. Colócate a un lado y podrás golpearle la cola sin que te alcance con sus llamas. Ataca con fuerza la cola hasta cortársela y conseguirás la espada dragón, que te ayudará infinitamente en el comienzo de la aventura.

Una vez al otro lado, activa la hoguera antes que nada y gira el mecanismo para abrir la puerta. Si bajas por las escaleras que hay en mitad del puente a la derecha, llegarás hasta el lugar de la primera hoguera. Dale una patada a las escaleras rojas para crear el primer atajo entre zonas.

PARROQUIA DE LOS NO MUERTOS

Tesoros
Alma guardiana de fuego (En la iglesia, tras el caballero negro)

NPC
Herrero Adrei - Se encuentra en la parte que comunica la Parroquia con el Jardín Tenebroso. Puedes entregarle el ascua grande, divina y oscura para forjar armas del mismo tipo. También tiene la llave que abre la puerta al corazón del bosque.

Caballero Lautrec - Lo encontrarás dentro de la catedral. Después de pasar la emboscada de no muertos verás tres caminos. Uno lleva al combate con la gárgola y otro a un tesoro. Toma el tercero y busca una pared falsa para encontrar el camino secreto. Síguelo y verás una celda que puedes abrir con la Llave Misteriosa.

Cuando lo rescatas, Lautrec viaja al Santuario de Fuego y se queda allí esperando un tiempo. De vez en cuando te contará algún secreto a cambio de almas. Pasado un tiempo, asesinará a la guardiana de la hoguera (la chica muda que está en una celda, en las escaleras traseras del Santuario de Fuego).

Si mata a la guardiana, la hoguera quedará inactiva y no podrás usarla para descansar. Junto al cadáver encontrarás un orbe de ojo negro. Lo podrás utilizar en Anor Londo, cuando lo sientas vibrar en la zona previa al combate con el jefe. Si lo utilizas invadirás su mundo y tendrás que matarlo.

Oswald de Carim - El sacerdote está esperando en la torre que hay detrás del combate con la gárgola. Si tienes pecados, ya sea por traicionar un pacto, matar un NPC o porque otro jugador ha denunciado tu invasión, puedes pedirle que te los absuelva. El precio es tu nivel multiplicado por 2.000 almas. Si lo haces, se reiniciarán todos los NPC. Los muertos volverán a la vida y se olvidarán todas las traiciones.

Oswald también tiene algunos objetos muy interesantes. En el libro de agravios puedes ver las estadísticas de los jugadores más pecadores. También puedes comprar la 'Acusación' para denunciar a los jugadores que te invaden y sumar un pecado en su lista.

Rhea de Throrolund - Tras rescatar a Reah de la tumba de los gigantes, te la encontrarás en el altar de la parroquia, en el piso inferior de la catedral. Te puede enseñar algunos milagros bastante poderosos.

Recorrido
Si llegaste a la Parroquia atravesando el puente, acciona la palanca que hay a la izquierda para abrir la puerta. Si decides ir por la parte baja, te encontrarás con dos huecos y un grupo de 3 ratas al final. Ten cuidado con el ataque de las ratas, provocan retroceso y puedes terminar precipitándote al vacío.

Tomar este camino no es recomendable al principio porque no podrás abrir la puerta de la Parroquia, y por lo tanto tampoco podrás tocar la hoguera. En la parte alta de la torre hay otro caballero negro, así que no subas si no tienes el nivel adecuado. Avanza por el camino y mata al primer espadachín de la puerta.

El siguiente patio está lleno de enemigos, un lancero, dos arqueros en la parte alta, tres espadachines más y un jabalí pesado. El animal es el primero que tienes que eliminar. Esquivar sus ataques no te costará mucho esfuerzo, pero si te consigue alcanzar bajará seriamente tu barra de salud. Para acabar con los arqueros, sube por las escaleras de la derecha.

Baja otra vez al patio, y ve por las escaleras que hay al fondo a la derecha. Te encontrarás con un no muerto que hace de señuelo para tenderte una trampa. En total hay seis enemigos en la habitación y el último de ellos protege el camino hasta un tesoro. Cuando subas las escaleras de la pared, te encontrarás con dos más que atacarán en cuanto te muevas. Rueda para esquivar el primer ataque y no te dejes rodear. Al llegar a la pasarela exterior ve por la derecha para encontrar otro tesoro.

Está custodiado por un caballero, un enemigo difícil durante los primeros compases del juego. Por el camino de la izquierda te encontrarás con otro lancero y un pasillo largo y estrecho. Acaba con el hueco, ve por el pasillo hasta el final y asómate ligeramente. Hay otro soldado a la derecha y un caballero a la izquierda.

Esta última zona está plagada de enemigos, si tienes oportunidad de convocar dos compañeros te resultará mucho más fácil. Alrededor de la capilla hay soldados hueco, caballeros Balder y un guerrero de hierro gigante que puede terminar contigo de un solo golpe.

El camino que hay a la derecha de la capilla conduce hasta el herrero y la ruta del jardín tenebroso (encontrarás una hoguera). Dentro de la capilla, sube por las escaleras que custodia el caballero y arriba ten cuidado con la emboscada. Hay un mago que lanza flechas mágicas y un gran número de no muertos.

No salgas a la habitación principal hasta haber acabado al menos con la mitad o sufrirás puñaladas por todas partes. Explora este nivel para conseguir varios tesoros y finalmente, sube por las escaleras de mano que hay en uno de los pasillos para llegar hasta la niebla.

Gárgola de Piedra
Derrotar a la gárgola de piedra en solitario puede resultarte casi imposible. Tiene un coletazo potente que te golpeará si te acercas demasiado. Además, escupe fuego y está armada con una lanza. Para completar el reto, cuando la gárgola esté con la vida por debajo de la mitad se unirá otra a la lucha.

Si vas en grupo será mucho más fácil. La gárgola sólo atacará a un miembro. Dáñala cuando esté 'distraída' y dedícate a esquivar cuando se gire a por ti. Tras derrotarla, recoge su alma y ve hasta la torre del final para hablar con Oswald de Carim, el confesor. Sube arriba y toca la primera campana. El primer objetivo de Dark Souls está completado, ahora dirígete al Jardín Tenebroso y gasta tus almas en la hoguera que hay cerca del herrero.

JARDÍN TENEBROSO

Tesoros
Anillo del lobo (En la zona de los gigantes de piedra)
Conjunto de caballero de élite (Custodiada por dos gigantes dormidos y varios ents)

Recorrido
Esta zona es bastante asequible y los enemigos dejan almas suficientes para subir de nivel en sólo unos viajes, especialmente al principio. La visibilidad es algo limitada, ya que hay una neblina que envuelve el lugar y mimetiza los enemigos. Hay caminos estrechos que rodean los acantilados, así que debes vigilar bien cada paso.

Antes de llegar al jardín, te encontrarás con un mini jefe bloqueando el camino. Si atacas desde lejos con eficacia puedes intentar matarlo. Utiliza las piedras para cubrirte y aprovéchate de su lentitud para moverse. Si no eres capaz de superarlo, echa a correr pegado a un lateral y sal por la otra puerta para llegar al bosque.

Los primeros enemigos que te encontrarás son los Ents. Guardianes del bosque con apariencia de árbol, capaces de atacar desde corta y larga distancia. Su ataque más peligroso lo harán cuando estés delante de ellos. Agitan sus ramas al cielo y si te atrapa, te succionará gran parte de tus PS. Son débiles frente a los ataques de fuego.

Los Entes también se pueden encontrar dormidos bajo tierra, esperando que te acerques para tenderte una emboscada. Observa el entorno y no te será difícil localizarlos. En el otro extremo del bosque encontrarás una hoguera oculta. Golpea el muro que hay junto a la puerta del bosque para encontrarla.

El camino que hay junto a la puerta conduce al jefe de la zona. Antes de salir a la explanada, elimina a los tres ents escondidos a la derecha del camino. Ahora tienes que derrotar a los caballeros dormidos antes de llegar hasta la niebla. Puedes exprimir al máximo tus posibilidades y despertar solo a dos de ellos, siempre por separado.

Mariposa Titilante
Vigila bien por dónde te mueves porque si te acercas demasiado a uno estarás en desventaja de fuerza y número. La Mariposa Titilante es uno de los enemigos más sencillos del juego. Atácale con flechas o proyectiles mágicos mientras esté en el aire. Cuando sea el turno para ella, pégate al muro de más cercano a ella y rueda para esquivar sus ataques.

Después de reducir su barra de salud, la mariposa se acercará al puente y es el momento del cuerpo a cuerpo. Atácale continuamente y repite el proceso hasta que la derrotes. Conseguirás el alma de la mariposa, la llave gran peregrino y el ascua divina en la torre que hay al otro extremo.

CUENCA TENEBROSA

Tesoros
Conjunto del cazador (salta a una pequeña plataforma que hay al borde del camino)
Escudo del caballero negro; alabarda del caballero negro (de forma aleatoria al derrotar al caballero negro)
Escudo Emblema de la hierba (en el túnel de la hoguera que lleva al valle de los dragones)
Conjunto anticuado (Tras rescatar a Dusk, invócala y regresa con ella al lugar donde la rescataste)

NPC
Dusk de Oolacile - Tras derrotar a la Hydra, sigue hacia la izquierda hasta el final, más allá de la catarata que te lleva al corazón del bosque. Encontrarás un golem bastante poderoso. Si llevas el anillo oxidado de hierro, que encuentras en tu regreso al refugio de los no muertos, podrás moverte sobre el agua sin penalización de movimiento y te resultará más fácil derrotarlo.

Cuando lo mates liberarás a la dama de Oolacile y podrás ver su señal cerca del combate con la Hydra (si no la ves, prueba yendo como hueco). Invócala y regresa al lugar donde la rescataste para conseguir el Conjunto anticuado.

Recorrido
Para llegar a la Cuenca Tenebrosa, toma el sendero de la derecha cuando llegues al primer charco del jardín, poco después de salir de la parroquia. Esta zona es relativamente pequeña pero muy peligrosa. En un lado, está la torre que comunica con el Burgo de los No Muertos (necesitas la llave gran peregrino). El resto del lugar, está custodiado por cinco criaturas de hielo.

Si continuas por el camino del desfiladero encontrarás un caballero negro. Acaba con él, y tendrás vía libre para llegar a la hoguera que hay en la cueva del final. Sigue por la cueva y verás un ascensor que te comunica con el Valle de los Dragones, aunque esta zona es aconsejable entrar con un nivel medio-alto.

En el lago que hay al final de la Cuenca Tenebrosa está la primera hydra. Ataca desde lejos lanzando varios proyectiles, uno por cada cabeza. Si te expones a ella y te golpea, probablemente termines muerto. Lo primero de todo es despejar la zona de los enemigos más pequeños.

Después, esquiva sus ataques a distancia hasta llegar a la orilla y entra en el lago. Una vez ahí, empezará el ataque cuerpo a cuerpo utilizando sus cabezas. Protégete con el escudo y golpea cuando queden paradas sobre la tierra. Mucho cuidado por donde te mueves ya que la zona tiene bordes y no podrás acercarte mucho a la hydra o te caerás. Ten paciencia y verás que impone mucho más de lo que es.

Tras derrotarla, continúa hacia la izquierda y verás una cascada con unas escaleras, llevan al corazón del bosque. Si antes de subir por las escaleras, vas hacia la derecha, verás un Golem dorado. Acaba con él para liberar a Dusk de Ooacile.

EL CORAZÓN DEL BOSQUE

Tesoros
Conjunto de guerrero oriental (desde la puerta del bosque, continúa hacia la derecha)
Ascua encantada (en un lago en medio de los champiñones gigantes, cerca del gato)
Anillo del abejorro (tras la espada del Gran Lobo Sif)

Recorrido
Hay dos formas de entrar al corazón del bosque. Una es pagar 20.000 almas y comprar la llave al herrero para abrir la puerta. Esto te llevará a una zona bastante difícil. Los espectros que protegen la entrada no se pueden fijar y son bastante duros. Si tienes nivel para derrotarlos, esta es la mejor zona para conseguir almas. Si no tienes nivel, puedes cruzar corriendo y hacerte con los tesoros.

Si continúas hacia la izquierda, más allá de los fantasmas encontrarás unas ruinas donde te espera el gato Alvina para ofrecerte el Pacto de Guardián del Bosque. Ten en cuenta que este territorio pertenece a los miembros del Pacto Guardián del Bosque. Si te mueves vivo por la zona es muy probable que sufras una invasión.

Si desde la puerta, te diriges hacia la derecha, llegarás a un puente donde está la segunda entrada al corazón del bosque. Puedes acceder a ella subiendo las escaleras que hay tras la hydra del Jardín Tenebroso, junto a la cascada de la izquierda. Llegarás justo al centro del corazón del bosque. Hacia atrás tienes la puerta y por delante un puente. Si lo cruzas encontrarás a tres gatos gigantes con muy mala leche. Puedes acabar con ellos protegiéndote entre los árboles.

Si continúas hacia la izquierda encontrarás unos champiñones gigantes. Justo en el centro hay un pequeño lago con un cofre. Si lo abres encontrarás el ascua encantada con el que puedes forjar armas encantadas. Un poco más adelante, junto a unas ruinas está el gato Alvina, con el que puedes firmar el pacto de guardián del bosque.

El Gran Lobo Sif
Si vas en la dirección contraria al gato, verás un puente y una puerta con luz. Al otro lado está el espíritu guardián del bosque. Aparece cuando te acercas a la espada, así que antes recoge el tesoro que hay detrás.

El guardián es un lobo gigante, muy rápido y capaz de dejarte sin energía con un golpe de su espada. Fíjate cuando la mueve hacia atrás y aléjate o acércate a él para esquivarlo. Procura mantener las distancias y espera a que salte sobre ti para atacar. Los ataques a distancia resultan muy útiles mientras esperas a que salte. Si no tienes magia ni flechas, intenta utilizar bombas de fuego.

Cuando lo derrotes, conseguirás como premio el Anillo de Artorias. Lo necesitarás para poder entrar en El Abismo, en las Ruinas de Nuevo Londo.

PROFUNDIDADES

Tesoros
Ascua grande (en un cofre cerca de la cocina)
Escudo de araña (Déjate caer por el agujero detrás de la mesa de la cocina)
Anillo del mal de ojo (cerca de los grillos que provocan maldición)

NPC
Laurentius del gran pantano - Lo encontrarás atrapado en un barril, tras vencer al carnicero y cruzar la zona con agua. Rueda contra el barril para liberarlo. Una vez libre, te estará esperando en el Santuario de Fuego. Puede mejorar el guantelete y enseñarte algunos hechizos de piro.

Si hablas con él después de derrotar a la bruja del Caos, o si posees un hechizo del caos, te pedirá que le reveles el secreto. Si lo haces, se irá a la Ciudad Infestada. Se convertirá en hueco y te atacará cuando te vea.

Domhnall de Zena - Este mercader se encuentra antes del pasillo que te lleva a la zona exterior que conduce al combate con el jefe. Puedes llegar a él desde la hoguera de las profanidades, entra en la primera puerta de la derecha, baja las escaleras y rompe las cajas para descubrir el camino oculto. Sigue descendiendo y llegarás a un pasillo algo más abierto plagado de babas. Domhnall está al final, a su derecha el camino que lleva al jefe, a su izquierda la puerta que lleva a la Ciudad Infestada (sólo se puede abrir después de vencer al Dragón Boquiabierto).

Caballero Solar de Astora - Si vas vivo al combate contra el Dragón Boquiabierto, es posible que veas su señal cerca de las escaleras que llevan a la niebla. Es de color amarillo y si lo invocas te ayudará a derrotar al dragón.

Recorrido
Esta zona se encuentra en el subsuelo del Burgo de los No Muertos. Al entrar te enfrentarás con varios no muertos, aunque una vez en las profundidades habrá ratas y otros bichos gigantes. Lo primero es despejar este nivel y enfrentarte con el carnicero. Es un mini jefe bastante fuerte aunque algo lento.

Antes de continuar, examina la sala contigua para rescatar a Laurencius el piromántico. Puedes ir por la puerta de la izquierda y seguir recto hasta encontrar la hoguera de las profundidades. Si vuelves al lugar donde estaba el carnicero, rompe las cajas que hay detrás de su mesa y descubrirás un camino secreto.

Déjate caer por el agujero y llegarás a la sala de la rata gigante. Desde esta altura es fácil matarla si dispones de flechas o magia. Acaba con ella y sigue por el camino de la pared. Ten cuidado con los agujeros del suelo que te llevarán a otro nivel de las profundidades.

En el nivel inferior, además de las ratas hay otros enemigos llamados basiliscos. Son mutantes de cuatro patas que expulsan gas tóxico y provocan estado de maldición. Aléjate de las nubes grises si no quieres morir instantáneamente y quedar maldito. Sigue hasta que encuentres al mercader de las profundidades y habla con él.

Dragón Boquiabierto
Por las escaleras de su derecha llegarás a la niebla del jefe, El Dragón Boquiabierto. Es un enemigo colosal que utiliza la cola y la embestida como ataques principales. Esquívalo cuando vaya contra ti y atácale en la parte trasera donde es más vulnerable. Si consigues cortarle la cola, recibirás como recompensa un arma muy potente.

CIUDAD INFESTADA

Tesoros
Escama de dragón
Conjunto de Vagabundo
Conjunto de armadura de la sombra
Conjunto escarlata
Hechizo de remedio
Hechizo del poder interior
Hechizo de niebla venenosa
Látigo
Gran Garrote
Iaito (Katana)
Bracamarte
Escudo Águila
Servidor (Gran espada curva)

NPC
Man-Eater Mildred - Espíritu oscuro de la máquina. Te puede invadir cerca de la entrada a los dominios de Quelaag si estás vivo. Del mismo modo, también puedes ver su señal junto a la niebla del jefe. Invócala y te ayudará en la lucha contra Quelaag. Es especialmente resistente a sus ataques.

Shiva of the East - Si formas parte del pacto Guardián del Bosque, te encontrarás aquí a Shiva (de lo contrario lo encontrarás en el corazón del bosque). Podrás comprarle suministros o matarlo, lo que es la única forma de conseguir el anillo para dar volteretas (ten en cuenta que si lo matas traicionarás el pacto).

Siegmeier de Catarina - Si has ido hablando con el soldado de Catarina en las cuatro ocasiones anteriores, te lo encontrarás aquí cerca del gran hueco. Dale musgo morado y te recompensará con un escudo.

Quelana de Izalith - Aparece junto a uno de los pilares de piedra del puente, cerca de los dominios de Quelaag. Te puede enseñar algunos de los hechizos más poderosos de piromancia.

Laurentius - Si hablas con Laurentius en el Santuario de Fuego, ya sea después de conocer a la Hija del Caos o teniendo el hechizo Piromancia del Caos, te preguntará que dónde lo has aprendido. Si aceptas compartir el secreto, viajará a la Ciudad Infestada. Cuando te lo encuentres cerca de los dominios de Quelaag, te atacará directamente.

Recorrido

Entrada 1
Existen dos forma de llegar a la Ciudad Infestada. La primera es a través de las profundidades, cruzando la puerta que hay junto al mercader. Está antes del pasillo que lleva al Dragón Boquiabierto, pero necesitarás derrotarlo para conseguir la llave y abrir la puerta.

Si vas por este camino llegarás a un camino lleno de bárbaros. Son lentos pero muy fuertes. Puedes subir a la escalera por donde bajas y hacer que caigan al vacío. Al final del camino encontrarás una hoguera y la Ciudad Infestada. Por aquí puedes acceder a varios tesoros, pero te resultará muy difícil llegar hasta la parte inferior de la ciudad. Utiliza este camino para conseguir los tesoros y luego vuelve por la otra entrada.

Entrada 2
La segunda entrada es a través del valle de los dragones. Sigue el sendero de la izquierda y pasa el dragón no muerto (puedes matarlo o cruzar corriendo). Continúa hasta entrar en una cueva y llegarás a la ciudad infestada. Encontrarás a varios bárbaros custodiando el camino. Acaba con ellos por separado o espera en la entrada de la gruta (no se acercarán hasta allí).

Cuando entres en la gruta, busca un cofre en la parte izquierda. Dentro encontrarás una llave. Regresa a la entrada de la gruta y verás un torreón al otro lado del acantilado. Si utilizas la llave abrirás el atajo hasta las Ruinas de Nuevo Londo y el Santuario de Fuego (esta puerta también se puede abrir si eliges como regalo la llave maestra al principio del juego).

La ciudad infestada es un entramado de puentes y construcciones de madera. Cuando llegues, comienza el descenso hasta encontrar la rueda de un molino. En la zona encontrarás una especie de arañas malformadas, mátalas antes de que se hinchen y lancen su ataque de fuego. Otro enemigo habitual son los mosquitos gigantes, mátalos desde lejos antes de que te rodeen.

Baja las escaleras asegurándote de que no hay enemigos abajo y encontrarás la rueda del molino. Déjate caer sobre el aspa y llegarás al pantano. Moverte por aquí no es fácil, el lodo provoca envenenamiento y hace que te muevas más despacio. Si cuentas con el anillo oxidado de hierro (refugio de los no muertos, segunda visita) podrás moverte sin penalización de movimiento. Para combatir el veneno puedes recolectar musgo del Jardín Tenebroso o conseguir el Anillo de la Mordedura Venenosa (Oswald de Carim en la parroquia de los no muertos, el mismo que cura los pecados).

Salidas
Una vez en el fondo de la ciudad infestada, avanza hacia el árbol gigante y encontrarás una hoguera en una cueva a la izquierda. Desde aquí tienes dos posibles salidas. Si te diriges hacia el gran árbol que se ve al fondo, encontrarás un camino que entra en el tronco y termina en un cofre. Golpea la pared de atrás y descubrirás un camino secreto. Síguelo para entrar en el Gran Hueco.

La otra opción es dirigirse a la derecha, hacia la tela de araña gigante. En el centro encontrarás la entrada a los dominios de Quelaag. El camino está custodiado por bárbaros y mosquitos. Después de recoger los tesoros de la zona, puedes pasar corriendo y así llegar en plena forma al combate contra Quelaag.

DOMINIOS DE QUELAAG

Recorrido
En esta zona sólo encontrarás el combate contra la Bruja del Caos. Pero cuidado, porque el camino está lleno de los siervos del caos, unas criaturas que portan huevos en la espalda. Si les atacas, liberarás los gusanos, que son bastante escurridizos y pueden implantar un parásito en tu cabeza, convirtiéndola en un huevo (no es un broma).

El combate contra la hija del caos no es nada fácil, es recomendable ir con ayuda. Si llegas vivo hasta la niebla, puede que encuentres el espíritu de Man-Eater Mildred en la puerta. Una vez dentro, intenta colocarte tras ella para evitar su vómito de lava. Sólo debes alejarte cuando se levante un poco, lo que significa que va a soltar la descarga. Si te colocas frente a ella, atacará con la espada de fuego. Toma distancia y vuelve a colocarte detrás. Si vas con aliados, mantente lejos y preocúpate de curarlos.

Cuando termines con ella, sigue las escaleras y encontrarás, por fin, la segunda campana. Tócala y toma el ascensor. Una vez abajo, busca un pasadizo secreto en la pared y encontrarás un siervo bloqueando la puerta. Habla con él para que se aparte, y encontrarás a la Bruja Blanca del Caos. Puedes firmar el pacto Siervo del Caos para mejorar tus hechizos de piromancia a cambio de humanidad.

Vuelve a la sala del ascensor y encontrarás dos caminos. El túnel de la pared te lleva a las Ruinas de los Demonios, puedes probar suerte si te sientes con fuerzas. Si no tienes nivel, regresa a la superficie y continúa por otro camino.

EL GRAN HUECO

Tesoros
Cloranthy Ring (mejora la regeneración de energía y se encuentra saltando al centro del árbol)
Trozo de titanita
Titanita roja
Titanita azul
Titanita blanca
Alma del soldado desconocido

Recorrido
Para acceder al Gran Huecho, tienes que entrar por una raíz gigante que hay en la Ciudad Infestada. Viaja a la hoguera que está cerca del nido de la araña y dirígete a la izquierda. Camina un poco y verás una raíz plana que se adentra en el fango y por la que puedes caminar.

Ve por ella hasta entrar en el árbol. Después de abrir el cofre, golpea la pared que hay detrás y descubrirás un camino oculto. Sigue y pronto llegarás al interior del Gran Hueco. Es un entramado de raíces que descienden por la corteza hasta abajo del todo. Caerse en esta zona es muy fácil.

Fíjate bien en qué raíces te dejas caer y sobre cuáles puedes caminar. En el interior del Gran Hueco encontrarás titanita, algunas almas y un anillo. Al llegar al primer nivel, te atacará un grupo de basiliscos. Protégete de la maldición y sigue descendiendo hasta llegar de nuevo a las ramas.

Sigue el mismo procedimiento de la primera parte para llegar hasta la base del árbol y poder salir. Hay un grupo de hongos al final, aunque solo los grandes entrañan un peligro real. Atácales desde lejos y cuidado con su puñetazo porque es muy potente. Cuando consigas salir, estarás en el Lago de la Ceniza.

EL LAGO DE LA CENIZA

Tesoros
Escama de Dragón
Milagro Gran barrera mágica

NPC
Pacto del dragón - Lo encontrarás al final del lago y te dará la oportunidad de unirte al pacto de El Camino del Dragón, convirtiéndote así en un dragón. Cuando lo encuentres, córtale la cola sin miedo para conseguir un arma (no te atacará).

Nada más salir del Gran Hueco, ve a la derecha y encontrarás una hoguera. El Lago de la Ceniza es un área relativamente pequeña. Verás otra hydra cerca de la orilla, enfréntate a ella utilizando la misma táctica que empleaste para derrotar a la que había en la Cuenca Tenebrosa.

Un poco más adelante encontrarás ostras, tienen un caparazón muy resistente y son vulnerables por la espalda o cuando están abiertas. Explora el árbol hueco que hay a un lado del camino. Al final, verás un dragón con el que puedes hablar para establecer el pacto del dragón. También puedes cortarle la cola sin miedo a que se enfade y conseguirás un arma dragón.

RUINAS DE NUEVO LONDO

Tesoros
Anillo antimaldición (en un saliente detrás de donde se encuentra Ingward)

NPC
Herrero Ricket de Vinheim - Es el primer herrero, disponible desde el principio del juego. Tras salir del ascensor del Santuario de Fuego, ve hacia la derecha y verás unas escaleras al borde del acantilado. El herrero está en una celda al final y puede modificar armas mágicas y encantadas.

Ingward - Se encuentra en un tejado en mitad de las ruinas y te curará la maldición. Si estás maldito, puedes llegar hasta él corriendo ignorando al resto de fantasmas. También tiene varias cosas a la venta. Pero la verdadera misión de Ingward es proteger el sello. Si le entregas a él la vasija del señor, en lugar de a la serpiente primordial, podrás acceder al abismo y al pacto del Siervo del Rey del Cementerio.

Recorrido
Esta es la zona situada bajo el Santuario de Fuego. Para llegar aquí, toma el camino que baja por la ladera de la montaña y utiliza el ascensor. Esta primera zona es algo especial, ya que el objetivo principal no es derrotar un jefe. Si estás afectado por el estado maldición, tienes que hablar con el nigromante de Nuevo Londo para curarte.

Los fantasmas de esta ciudad son enemigos realmente duros. Sólo puedes dañarlos si estás maldito a causa de un enemigo, o con la maldición pasajera. Los fantasmas aparecen de repente y atraviesan las paredes, así que es muy fácil sufrir una emboscada y acabar rodeado.

Observa desde fuera los fantasmas que hay alrededor de puentes y edificios. Intenta terminar con ellos desde lejos utilizando un arco o atrayendo su atención. En la primera casa, serás víctima de una trampa en cuanto des un par de pasos. A tu espalda saldrá un fantasma que te bloqueará el camino.

Cuando estés llegando a la segunda casa, aparecerán varios fantasmas a ambos lados del puente. Los que vienen por la derecha son fáciles de atraer y de acabar con ellos en la parte más estable del puente. Los tres que vienen desde el río por el lado izquierdo, suben casi al mismo tiempo y no abandonarán la zona.

Intenta dañarlos con proyectiles mientras estén lejos para darles la puntilla una vez estén a tu altura. Ten cuidado porque los fantasmas pueden atacar desde media distancia alargando sus brazos. En el interior de la casa hay bastantes más protegiendo los pasillos.

En la sala central hay un fantasma que ejerce de mini jefe. Además de ser más fuerte de lo normal, también es capaz de atacar desde lejos utilizando rayos. Si entras a luchar en esa habitación aparecerán como mínimo, 3 fantasmas más. Espera a que salga y plántale cara en el pasillo anterior.

Cuando esté todo despejado, ve hasta el hueco de la pared y sube por las escaleras. Encontrarás al nigromante admirando la luna y te quitará la maldición a cambio de un número razonable de almas. Sigue explorando las ruinas de Nuevo Londo para encontrar tesoros y atajos ocultos.

FORTALEZA DE SEN

Tesoro
Shotel (espada curva; la encontrarás en una plataforma detrás del soldado de Catarina)
Llave de la celda (Abre la celda de Sombrero Grande Logan)
Anillo del dragón dormido (Tras pasar el primer puente con cuchillas)
Anillo de la serpiente dorada (en un cadáver colgado de la ventana, antes de encontrar al cofre trampa Anillo raro de sacrificio (tras pasar al arquero del tejado)
Guadaña (en el fondo del foso, utiliza el anillo oxidado de hierro para moverte por el agua)
Ballesta francotirador

NPC
Sombrero grande Logan - Se encuentra atrapado tras el muro donde hay una serpiente dormida. Gira las ruedas en la parte superior para que bajen por ahí y hagan un agujero en la pared.

Mercader - Lo encontrarás en el tejado, en la parte de las vigas. A la izquierda hay una zona rota que puedes saltar si coges carrerillas. El mercader se encuentra dentro de la torre del fondo.

Recorrido
Después de tocar la segunda campana se abrirá la puerta que lleva a la fortaleza de Sen. En este lugar te encontrarás con nuevos enemigos: guerreros-serpiente. Son bastante duros y van bien armados. Intenta buscar siempre la espalda para hacer un crítico, es la parte más vulnerable.

Cuando entres en la fortaleza, cuidado con la baldosa del suelo que activa una trampa. Utilízala en tu beneficio con los dos guardias que hay en la puerta. Llama su atención y pasa por encima de ella cuando estén corriendo detrás de ti. Las trampas en esta zona son una constante.

Las cuchillas que se balancean son peligrosas por el daño y por el retroceso, si te golpean seguramente acabes cayendo al vacío. Te las encontrarás en varios puntos de la fortaleza, estudia bien el movimiento y la distancia que hay entre ellas. Asegúrate que no hay enemigos alrededor que puedan atacarte con rayos desde la distancia.

Otro peligro son las bolas gigantes que circulan por la zona. Tras pasar la primera rampa, entra por la niebla y cuidado con otra baldosa-trampa en el próximo pasillo. Cuando llegues al circuito de las bolas, espera a que pase alguna y corre detrás de ella hasta el final.

No te acerques mucho porque sufrirás daño aunque esté parada. Ahora verás un cofre trampa que soltará una lanza relámpago después de matarlo. Sube por una rampa hasta encontrar el centro desde donde se lanzan las bolas. Gira la estructura y apunta contra la pared para hacer un boquete y descubrir la cámara secreta.

Aquí encontrarás a Sombrero Grande Logan, encerrado en una jaula de la que todavía no tienes la llave. Sigue explorando la fortaleza y avanzando siempre hacia la parte superior. Después de pasar la última zona de cuchillas, verás la salida al patio exterior que hay sobre el techo.

El principal escollo de esta parte son las rocas de fuego que caen desde el cielo. Si te acercas al hueco que hay en uno de los extremos, podrás ver una hoguera oculta en una terraza inferior. Cuando quieras avanzar por esta zona, espera a que la onda expansiva de las rocas desaparezca y sprinta hasta el siguiente lugar seguro.

Poco a poco llegarás al interior de la torre donde se encuentra el golem que lanza las piedras. Sube y encárgate de él para asegurar el exterior. Ahora podrás moverte con relativa tranquilidad. Regresa y por la pasarela de madera y salta al otro extremo para bajar por la torre de piedra derruida. Aquí encontrarás la llave que abre la jaula de Sombrero Grande Logan.

Golem de hierro gigante
Antes de llegar al gigante que lanza las piedras, verás la niebla blanca del jefe. Es un golem de hierro gigante, bastante potente con sus ataques pero algo lento de movimiento. Es débil frente a fuego, utiliza piromancia si dispones de ella o resina de pino para envolver tu arma en llamas. Si le golpeas repetidas veces en la pierna, terminará por doblar la rodilla y quedar parado unos segundos.

Ten cuidado con tus movimientos, el lugar de la batalla es bastante limitado y un paso en falso te puede precipitar al vacío. Tras derrotarlo, dejará caer un anillo. Tócalo y dos gárgolas vendrán volando para llevarte por los aires y conducirte hasta Anor Londo. Ten en cuenta que una vez que vayas y toques una hoguera, no podrás regresar hasta haber derrotado al primer jefe.

ANOR LONDO

Tesoros
Arco del cazador de dragones
Anillo de Hawk (cofre)
Alabarda de cristal
Alma de héroe
Conjunto de armadura Havel
Conjunto de armadura hierro negro
Diente de dragón (cofre)
Gran escudo de Havel
Conjunto de armadura caballero de plata
Monedas de plata y de oro
Medalla de luz solar
Titanita demoníaca

NPC
Herrero Gigante - El herrero gigante es el único que puede forjar armas con el alma de los jefes finales. También puede forjar armas eléctricas y de cristal. Puedes llegar hasta él desde la sala previa al combate con los jefes. Sube por las escaleras del otro lado de la sala (por donde está el arquero y baja las escaleras). También puedes llegar a él saltando por una de las vidrieras de la catedral.

Recorrido
Cuando llegues a Anor Londo, sigue el camino de las escaleras hasta que veas al golem de hierro. Son enemigos bastante comunes en esta zona y muy peligrosos. Puedes aprovechar a lanzarle el primer golpe de espaldas o cuando esté desprevenido. Si le golpeas en el escudo apenas conseguirás hacerle daño.

La primera hoguera de Anor Londo está cerca del comienzo, puedes optar por correr hasta ella si los enemigos te parecen duros. En la próxima zona abierta, ve por el camino de la izquierda y la encontrarás. Una vez te hayas repuesto, tienes que tomar el ascensor que hay en el centro.

Si decides explorar, encontrarás varios tesoros cerca de los gigantes y un cofre trampa que te atacará. Cuando estés abajo, prepárate para luchar contra un demonio gárgola de titanita. Si le atraes hasta una zona con espacio y te pegas a ella, no tendrás demasiados problemas para derrotar a este minijefe.

Cuando bajes las escaleras observa el edificio de la izquierda. Hay una ventana rota que puedes alcanzar, utiliza el 'puente' de piedra para llegar hasta ella. Los enemigos de esta zona tienen poca defensa, aunque son rápidos y suelen asestar varios golpes seguidos.

Tienes que cruzar toda la sala utilizando las vigas del techo. Los enemigos te lanzan cuchillos, procura que no te desestabilicen y termines cayendo al suelo. Utiliza tu arma para cortar la cadena de la lámpara central y podrás coger el tesoro cuando llegues a la parte de abajo.

Después de cruzar la niebla, podrás mover el ascensor que hace de nexo entre las distintas zonas de Anor Londo. En el nivel más inferior encontrarás una hoguera para descansar. Si inspeccionas la parte baja de la sala que acabas de recorrer, podrás recoger el tesoro de la lámpara y acceder a Mundo Pintado de Ariamis a través del cuadro que hay al final. (Necesitas muñeca peculiar del Refugio de los No Muertos)

Usa el ascensor para llegar al nivel donde apareciste inicialmente. Ahora que puedes cruzar al otro lado, sube las escaleras que hay antes de los dos gigantes de hierro. Por el camino de la derecha, llegarás al interior del castillo y encontrarás la tercera hoguera. Antes de poder entrar, tienes que pasar uno de los puntos negros del juego.

Cuando llegues a la zona de los dos arqueros, espera detrás de la primera columna. Las flechas dragón son muy pesadas y consiguen desestabilizarte. Si te impactan seguramente caigas al vacío. Sprinta a través de la cornisa y sigue bordeando el edificio por la derecha.

Tendrás que acabar con uno de los arqueros así que ten mucho cuidado. Después cruza la niebla y estarás dentro del castillo. Abre la puerta de la izquierda para descansar en la hoguera. Las habitaciones están llenas de caballeros negros. Explora todas las habitaciones para conseguir tesoros y enlazar el pasillo de la hoguera con el último piso.

La habitación previa al jefe está custodiada por dos Golem de hierro y un arquero. Aquí también encontrarás las escaleras que te llevan al herrero de Anor Londo, busca el camino de la pared que hay en la parte superior de la sala. Esta es una buena zona de invocación, algo que vas a necesitar para igualar fuerzas contra estos dos jefes. (La señal del Caballero del Sol suele aparecer en esta zona)

Ornstein 'El Cazadragones' y Smough 'El Ejecutor'
Como se ha dicho antes, lo mejor es buscar la ayuda de algún espectro para este enfrentamiento. Ornstein es rápido y utiliza una lanza para atacar. Puede atacar desde lejos utilizando el arma para lanzar rayos. Si te enfrentas a él primero, no dejes de esquivarle y atacarle cuando se quede vulnerable.

Smough es mucho más pesado y fuerte. Usa un gran martillo con el que golpea el suelo y su ataque más peligroso es la embestida. Sprinta realizando giros bruscos de dirección cuando te empiece a perseguir. Tras derrotar a uno de los dos, el otro se 'fusionará' con él y recuperará toda la vida.

LOS ARCHIVOS DEL DUQUE

Tesoros
Milagro luz solar relajante
Conjunto de armadura canalizador (cofre)
Conjunto de armadura cristal
Conjuro escudo mágico
Titanita grande azul
Titanita titilante
Alma de guardián de fuego
Ballesta
Hechizo lanza de alma
Alma del gran héroe
Piedras prisma

NPC
Sombrero Grande Logan - Encontrarás a Logan en el lugar donde están recluidas las medusas al principio, antes de ser liberadas. Después de matar a Seath te lo encontrarás en la biblioteca, cerca de la escalera móvil, y te venderá hechizos. Si se los compras todos, al cabo de un tiempo puede volverse loco y se irá a lugar donde moraba Seath el Descamado. Cuando te vea te atacará movido por la locura, si lo matas puedes conseguir uno de los mejores catalizadores del juego.

Sieglinde de Catarina - Tras derrotar al Golem dorado de la cueva de cristal, te lo puedes encontrar en la zona que comunica Los archivos del duque y la cueva.

Recorrido
Para llegar a los Archivos del Duque tienes que atravesar a la niebla naranja de Anor Londo. Sube la rampa de la hoguera y ve a la sala de la izquierda donde hay dos gigantes. Si quieres evitar el enfrentamiento, sal directamente al balcón y espera a que el golem se mueva para que despeje el camino.

En los pasillos hasta llegar a los archivos te encontrarás con 2 jabalís. Ten en cuenta los pasillos estrechos que limitan tu movimiento, golpéale por detrás y cuidado con las coces del animal. Tras derrotarlos llegarás a una habitación con una hoguera. Si vas a explorar esta zona por primera vez, procura iniciarla con un nivel bajo de almas.

La primera batalla contra Seth es imposible de ganar, utiliza un anillo de sacrificio si tienes mucho que perder y gasta la humanidad antes de llegar (aviva la primera hoguera si tienes oportunidad). Los Archivos del Duque es un entramado de escaleras, pasillos y estanterías repletas de libros.

Para encontrar la niebla del jefe, toma el ascensor que sube y llegarás a una cueva de cristal. Antes del enfrentamiento, habrá un caballero de cristal a mitad del túnel esperándote. Puedes explorar el resto de los archivos utilizando los pasillos y las escaleras giratorias para moverte entre los diferentes niveles.

El número de enemigos en esta zona es muy alto así que no bajes la guardia ni un instante. La mejor opción es enfrentarte cuanto antes a Seth y comenzar a explorar los archivos desde otra zona. Después de que te mate, no empezarás desde la última hoguera en la que descansaste sino desde la prisión de los archivos.

Mata a la serpiente que está apoyada junto a los barrotes y conseguirás la llave para escapar. Cuando salgas verás dos serpientes más corriendo en dirección opuesta para bloquear la puerta de arriba. Abajo, en una celda prisionero se encuentra Sombrero Grande Logan.

La llave de su celda aún no la tienes, sube por las escaleras que llevan a la zona de las serpientes que activaron la alarma. Coge la llave del cofre, regresa por las escaleras de caracol y sigue el camino que tomaron los enemigos del principio. Esta puerta te conduce de nuevo a la primera parte de los archivos del duque.

Nada más llegar, utiliza las escaleras giratorias que hay en medio de la habitación. Al girar, podrás llegar al otro lado y seguir por el camino que se adentra en la pared. Cuidado con los dos hechiceros y el arquero que te encontrarás en esta última parte. Baja por las escaleras y llegarás a una biblioteca secreta.

Utiliza la palanca para comunicar con la sala principal, y enciende la hoguera que hay en la terraza de la izquierda. De nuevo en la biblioteca que acabas de descubrir, examina a fondo el lugar para conseguir tesoros y otro camino oculto bajo el suelo. Una vez tengas la llave, ya puedes regresar y liberar al gran mago. Para hablar con él, debes regresar al mismo lugar donde conseguiste la llave (cerca de la segunda hoguera).

Ahora dispondrá de hechizos más poderosos gracias a los conocimientos de la biblioteca. Además, también te revelará el secreto de la inmortalidad de Seth. Antes de enfrentarte al jefe debes tener en cuenta una cosa: Logan se volverá chiflado y no te enseñará más magias. Aprovecha para comprarle lo que necesites.

LA CUEVA DE CRISTAL

Tesoros
Losa de titanita azul
Titanita azul
Humanidad
Espadón Luz de Luna (recompensa por cortar la cola a Seth)

Recorrido
Ve por el camino secreto que abriste bajo la biblioteca de los Archivos del Duque. Verás una pequeña pradera con varios Golem de cristal. Ve a la izquierda y enseguida verás la entrada a la Cueva de Cristal. El peligro de esta zona son sus caminos invisibles. Debes fijarte en las partículas de nieve que caen del cielo.

En las zonas donde haya un camino invisible, la nieve chocará y desaparecerá indicándote el camino a seguir. Cuando pases al Golem que hay sobre la primera plataforma, sigue por el camino de la derecha y desciende hasta llegar al final. Observa ahora las partículas de nieve y cruza el camino invisible.

En el siguiente 'puente' hay un Golem algo más fuerte que el resto, una vez que lo derrotes no tendrás que enfrentarte nunca más a él. Cuidado con la inclinación de la plataforma a medida que te acercas al final. Ahora tendrás que tomar otro camino invisible. Ve a la derecha de la plataforma y déjate caer al vacío sobre un Golem que hay en el piso inferior.

Quedarás suspendido de nuevo en el camino invisible. Síguelo hasta el final y gira a la derecha para llegar a la sala previa del jefe. Hay varias ostras por los alrededores que te pueden costar un disgusto a pocos pasos de tu objetivo. Atráelas de una en una y revisa sus cadáveres para conseguir titanita titilante.

Seth el Descamado
Al otro lado de la niebla te espera Seth el descamado. Es uno de los cuatro señores que debes vencer para rellenar la vasija de almas. Antes de empezar a golpearle, tienes que destruir el cristal que hay al final de la sala para que no regenere la vida. Intenta atacarle por la espalda y cuidado con sus ataques de cristal.

Estos cristales causan daño por maldición, si tienes algún objeto que proporcione resistencia extra deberías equiparlo. Si logras cortarle la cola conseguirás el Espadón de Luz de Luna, vigila bien sus movimientos y esquiva los fuertes coletazos que lanza cuando te quedas demasiado tiempo cerca de él.

RUINAS DE NUEVO LONDO: EL ABISMO

Una vez hayas iniciado la búsqueda de los cuatro señores, ve a las Ruinas de Nuevo Londo y habla con el nigromante de la torre. Te dará una llave que abre la verja en uno de los extremos de la muralla. Gira la manivela que abre la puerta gigantesca que comunica con el Valle de los Dragones.

Cuando hayas evacuado el agua, utiliza el ascensor para llegar a la parte baja de las ruinas. En esta zona te encontrarás con caballeros fantasma. Son guerreros rápidos y fuertes. Utilizan un escudo mágico para cubrirse y pueden encadenar combos de hasta cuatro golpes seguidos.

Cuando llegues a la explanada que hay antes de las escaleras de piedra, golpea la pared de la derecha y descubrirás un camino secreto vigilado por otro caballero. En la sala que hay subiendo las escaleras hay dos guerreros más, otros dos fantasmas y un mini jefe que no es muy complicado.

Los Cuatro Reyes
Antes de cruzar la niebla, debes ser poseedor del anillo de Artorias (recompensa por matar al lobo en el Corazón del Bosque). Con este anillo, puedes cruzar el abismo como hizo el caballero y enfrentarte a los Cuatro Reyes. Desciende por las escaleras circulares que hay en el interior de la torre.

Déjate caer al vacío por uno de los últimos salientes mientras llevas el anillo equipado. Aterrizarás en una especie de nada donde se desarrollará la batalla. Posiblemente, los Cuatro Reyes sea uno de los jefes más duros de toda la aventura. Para esta lucha es altamente recomendable que busques la ayuda de algún espectro caritativo.

Es muy difícil moverte por el espacio oscuro y calcular las distancias con exactitud. Procura esquivar los ataques físicos rodando hacia un lado y contraatacar en ese momento. Los círculos de luz morada son proyectiles mágicos dirigidos. Mantente en continuo movimiento y espera a que desaparezcan.

Al principio lucharás contra un solo personaje, pero a medida que avance la batalla se irán uniendo el resto. Acaba con ellos uno a uno para facilitar el combate, ya que la vida individual de cada rey, forman el conjunto de los PS totales del jefe. Cuando lo derrotes, tendrás un alma más para ofrecer en la vasija.

NOTA: En el abismo puedes realizar el pacto del Espectro Oscuro. Cuando consigas la vasija del señor, habla con Ingward en las Ruinas de Nuevo Londo y entrégasela a él. Te dará la llave que abre el Abismo. Después de matar a los Cuatro Reyes, aparecerá la serpiente Kaathe que te ofrecerá unirte al pacto.

CATACUMBAS

Tesoros
Ojo de la muerte (en el altar detrás del Demonio Gárgola de titanita)
Anillo de la Luna Negra (Puedes llegar hasta él desde la puerta que conduce al Demonio Gárgola de titanita. En lugar de entrar por la puerta, rodea la cámara abierta y entra en la puerta del final. Busca una pared falsa a la izquierda y entra por ella. Déjate caer hasta el fondo y encontrarás un esqueleto gigante y detrás un altar).

NPC
Herrero Vamos - Para llegar hasta él, baja las escaleras de caracol en la zona que está plagada de esqueletos. Cuando llegues al final, verás que el camino termina, pero abajo hay una plataforma apenas visible. Camina hasta el final y déjate caer. Sigue bajando por las plataformas y encontrarás al herrero. Puede forjar armas de fuego y caos.

Rey del Cementerio - Te ofrece el pacto Siervo del Rey del cementerio. Para llegar hasta él, necesitas equiparte en el inventario con un ojo de la muerte (encontrarás en el altar detrás del Demonio Gárgola de Titanita). Con el Ojo equipado, busca un ataúd en el que te puedes introducir. Espera un buen rato (como 30 segundos) y te llevarán ante él.

Recorrido
Puedes acceder a las catacumbas desde el santuario de fuego. Sigue por las escaleras de la izquierda y saldrás al cementerio. En la entrada hay dos esqueletos que te costará vencer en los primero niveles de la partida. En la zona encontrarás un par de tesoros y esqueletos gigantes, más duros todavía que los otros.

La entrada a las catacumbas está detrás del segundo grupo de esqueletos. A la izquierda verás unas escaleras pegadas al acantilado. Síguelas y entra en la gruta. Necesitarás bastante nivel para moverte por aquí. Los esqueletos reaparecen cuando los matas, la única forma de vencerlos es matar primero al nigromante de la zona. Aunque no mueren, puedes evitar que reaparezcan si te alejas del lugar donde caen los huesos.

Si bajas las escaleras llegarás a una cámara abierta. No se ve nada, pero hay una pequeña escalera a la izquierda. Abajo está plagado de esqueletos inmortales. Para vencerlos, corre por el túnel de la izquierda y encontrarás al nigromante (ten cuidado porque lanza bolas de fuego). Mátalo y después ocúpate de los esqueletos.

Junto al hechicero se encuentra la hoguera que tomaremos como base para explorar las profundidades. Mueve la palanca que hay al lado y regresa la sala anterior. Continúa hacia la izquierda y encontrarás más esqueletos y al nigromante atacando desde lejos. Si puedes acaba con él desde lejos, sino puedes, aléjate de los huesos cuando caigan y cruza el puente.

Una vez dentro de la cripta es donde realmente se complican las cosas. Si los esqueletos reviven, tendrás que cruzar corriendo y buscar al nigromante. Avanza hasta encontrar una salida y cruza el puente. Baja las escaleras corriendo y verás tres caminos. Si sigues bajando llegarás al herrero; a la derecha encontrarás un nigromante y un interruptor; y por último el hueco de la pared.

Sal por él, déjate caer al saliente y entra en el hueco de la pared. Sigue recto hasta encontrar un agujero oculto en el suelo. Déjate caer por él y a tus espaldas encontrarás la puerta que lleva a un demonio Gárgola de Titanita. Si das media vuelta y rodeas la zona circular verás una puerta. Entra y rompe la pared falsa de la izquierda. Déjate caer y llegarás al altar donde está el anillo de la luna oscura.

Para continuar avanzando, derrota al demonio Gárgola o ignóralo y sigue por el hueco de la pared. Llegarás a una cámara amplia llena de esqueletos rueda. Atráelos por separado para acabar con ellos (puedes ayudarte de las calaveras explosivas). A la izquierda de la sala está el camino que comunica con el herrero. Sólo él puede abrir el atajo, si llegas dejándote caer por el camino superior.

Hechicero
Se trata de un mini jefe bastante fácil de derrotar. Intentará despistarte con sus copias, no lo pierdas de vista y centra tus ataques en él. Si atacas al resto no lo causarás daño. Cuando lo derrotes, sube las escaleras del fondo a la derecha y estarás en la entra de La Tumba de los gigantes.

LA TUMBA DE LOS GIGANTES

Tesoros
Linterna calavera
Anillo serpiente plateada
Ascua divina

NPC
Patches la hiena - Si has jugado a Demon's Souls, probablemente recuerdes a este personaje. Te está esperando en el fondo de la tumba, cerca de la hoguera para darte una sorpresa como en el anterior juego. Si le perdonas por su 'incontrolable afición', o si le matas, se irá al Santuario de Fuego y te venderás objetos.

Reah de Thorolund - Te la encontrarás cerca de la hoguera, rodeada por sus guardaespaldas que te atacarán en cuanto te vean. Cuando acabes con ellos, puedes hablar con Reha y comprarle milagros.

Recorrido
Llegarás a esta zona después de superar al jefe de las catacumbas. En cuanto avances unos pasos, serás consciente de la escasa visibilidad que hay y lo difícil que resulta avanzar sin morir. Empieza siguiendo las piedras luminosas que hay por el suelo. Ve despacio y fijándote bien por dónde pisas.

Algunas de estas piedras se sitúan sobre puentes o plataformas, así que no corras hacia ellas porque puedes precipitarte al vacío. Los enemigos que te encontrarás en la tumba son esqueletos gigantes. Intenta seleccionarlo antes de que te vea y utiliza tu mejor ataque a distancia para dañarle.

Si consigues vencerle antes de que se acerque tendrás mucho ganado en esta zona. Si los esqueletos llegan a tu posición, ten en cuenta con el camino es muy estrecho y un paso en falso acabará contigo en el precipicio. Además, los ataques fuertes de los esqueletos pueden desplazarte varios metros, no te dejes sorprender.

Después de deslizarte por las primeras piedras, verás que un arquero te atacará desde la izquierda. Toma el camino de la derecha y llegarás hasta una hoguera. Cuidado porque hay varios esqueletos en el camino que te pueden dar más de un susto. Cuando llegues a la hoguera, sube a la zona de arriba y busca por el camino de la izquierda para encontrarte a Patches la Hiena.

Habla con él y terminará empujándote a un foso. Aquí te espera una lucha dura y varios gusanos por el camino. Como recompensa, cuando superes esta parte saldrás con la calavera linterna. Ahora ya puedes moverte por la Tumba de los Gigantes con relativa tranquilidad.

Después de haber explorado todo el área, sigue por el camino que hay cerca de donde se encontraba Patches la primera vez. Cuidado con los arqueros y los esqueletos de cuatro patas, rápidos y muy agresivos. Cuando veas la claridad del exterior será una buena señal.

Dentro de la cueva, puedes encontrar una hoguera que hay antes de tomar el camino que baja hasta esa zona. Sigue por la parte de fuera y entra por la cueva que hay a la derecha. Si vas vivo por esta zona ten mucho cuidado con la invasión del espectro poco antes de la entrada.

Ahora solo tienes que seguir recto. Vigila tu espalda y cuidado con la emboscada de los gusanos. Después de matar a los esqueletos gigantes, llegarás a una sala repleta de bebés esqueleto y varios magos similares al jefe de las Catacumbas. Los bebés nunca dejan de salir. Además, proporcionan almas y dejan caer humanidad con relativa frecuencia.

Nito, el primero de los muertos
Este jefe es uno de los cuatro señores que necesitas vencer para rellenar la vasija con su alma. El primer problema te lo encontrarás con los esqueletos que lo acompañan. Si te mueves demasiado y llamas su atención, probablemente sean ellos quienes te acaben matando en lugar de Nito.

Si cuentas con la ayuda de espectros, déjales a ellos que se ocupen del jefe e intenta limpiar la zona de esqueletos. Vigila continuamente su barra de salud para curarles cuando sea necesario. Las arremetidas del jefe son fáciles de esquivar, si te mantienes a cierta distancia.

Es bastante lento moviéndose así que puedes utilizar tus ataques lejanos más potentes para dañarlo. Ten cuidado con su explosión, es el peor ataque y el que más daño te causará. Por último, puedes utilizar la roca del medio para resguardarte y recuperarte si el combate se complica mucho. Después de matarlo, toca la hoguera y utilízala para salir de la Tumba.

RUINAS DE LOS DEMONIOS

Tesoros
Alma grande de caballero
Llama del caos
Conjunto de armadura con remaches dorados (cofre)

Recorrido
Para llegar hasta las Ruinas de los Demonios, debes tomar el camino que hay en los dominios de Quelag, justo en la sala anterior a la que se encuentra el maestro del caos (araña). Sigue por el sendero rojo y pronto verás una zona llena de personajes infectados. Evita luchar contra ellos y rodea por el sendero hasta cruzar el puente y llegar a la niebla.

Descarga Incesante
Al otro lado espera un jefe bastante duro: Descarga Incesante. Un ser de lava que ataca de dos formas: a distancia lanza potentes llamaradas que pueden desestabilizarte si te alcanzan. Además, cuando te encuentras cerca de él, golpeará violentamente el suelo con un tentáculo causándote una pérdida importante de PS.

La mejor forma de enfrentarte a él es utilizar la roca que hay en la parte más alta, cerca de la zona donde aparece el monstruo inicialmente. Espera a que utilice un tentáculo para atacarte, muévete rápidamente lejos de su alcance y cuando quede parado sobre el suelo lánzate a por él.

Es importante no quedar al descubierto ni un solo instante. Utiliza el pequeño pasillo que hay por detrás de la roca para moverte de un lado a otro. Una vez lo hayas derrotado, puedes seguir hasta el otro extremo para encontrar un equipamiento bastante bueno. A veces, el propio jefe puede suicidarse si te quedas cerca de la niebla y esperas a que te ataque. No siempre funciona y perderás un enfrentamiento vibrante, pero si tienes esa 'suerte', es una buena manera de asegurarte el paso y sus 10.000 almas.

Ruinas
Cuando el nivel de la lava haya disminuido, regresa y ve por el otro camino hasta que llegues a la parte inferior del acantilado. Esta zona está 'vigilada' por demonios toro similares al jefe que derrotaste en el Burgo de los No Muertos. Llama su atención de uno en uno para que te resulte más fácil pasar.

En medio de un charco de lava encontrarás el ascua de fuego. Puedes intentar cogerla ahora, o regresar más tarde con un anillo que te permita caminar por encima sin quemarte. Por el otro lado, sigue el camino que desciende hasta las ruinas. Los enemigos de esta zona son demonios toro, demonios cabra y algunos gusanos de fuego.

Sigue por el camino que hay pegado a la pared y pronto verás la primera hoguera. Puedes dejarte caer y evitar luchar contra todos los enemigos de la parte alta. Si cruzas la primera niebla, te enfrentarás a una versión mejorada del demonio gárgola que apareció en el refugio, durante el tutorial.

Antes de cruzar la niebla, verás un hueco en la pared de la derecha por el que puedes avanzar. Es un atajo que lleva directamente a Izalith Perdida. Esto te ahorrará bastante tiempo de camino, sin embargo, puede que te veas superado por los enemigos y necesites hacer el recorrido por el otro lado para ganar almas.

Después del jefe encontrarás unas escaleras que llevan directamente a la segunda hoguera. Hay un entramado de raíces que te permiten bajar hasta el pasillo inferior y estarás de nuevo frente a una niebla. Antes de llegar abajo, coge el tesoro que hay en el saliente de la derecha y déjate caer de nuevo en la rama para continuar.

Demonio Ciempiés
Este jefe, aunque pueda parecer lo contrario, resulta bastante sencillo de vencer. Tu mayor problema será la lava que rodea todo el área de batalla. Los ataques son fuertes, pero también son predecibles y sencillos de esquivar(rodando hacia los lados). Golpéale cuando se quede parado tras atacar. Después de vencer este jefe, dejará caer el anillo que te permite caminar sobre la lava sufriendo un daño mínimo. Equípatelo y sigue por la cueva de la izquierda para tomar el camino que lleva a Izalith Perdida.

IZALITH PERDIDA

Tesoros
Anillo del sacrificio
Alma de gran héroe
Anillo carbonizado naranja (Demonio Ciempiés)
Humanidades gemelas
Látigo del Caos
Losa de titanita roja

NPC
Caballero de Astoria - Si has ido hablando con él a lo largo del juego, te ayudará a derrotar al demonio Ciempiés

Soldado de Catarina - Aparece en la parte posterior a la zona donde se derrumba el suelo.

Piromántico del Caos - Es un sirviente del caos que te espera antes de enfrentarte al segundo demonio. Te atacará directamente en cuanto te vea.

Esta es la zona más profunda de todo el juego. En el mismísimo interior de la tierra, Izalith Perdida es un lugar lleno de demonios, lava y fuego, donde habita el último de los seres que debemos vencer para completar la vasija de almas: El Lecho del Caos. Descansa en la primera hoguera y prepárate porque el camino no es fácil.

En la primera parte verás un lago inmenso de lava repleto de criaturas gigantes muy poderosas. Procura eliminar a las primeras para despejar el camino de vuelta y poder escapar si la ocasión lo necesita. Estos enemigos no vuelven a aparecer, ten paciencia y procura no perder las almas sobre la lava porque es difícil distinguirlas después.

Observa que en el centro del lago hay dos panteones de piedra gris. El primero de ellos está abierto por la zona norte, un lugar ideal para resguardarte. Si consigues llamar la atención de varios enemigos al mismo tiempo, puede que se dañen entre ellos y te faciliten la labor.

En el segundo panteón, golpea la pared norte para que desaparezca y encuentres una hoguera secreta. Este es el mejor lugar para iniciar el camino hasta el Lecho del Caos. Fíjate en la raíz que hay en la pared delante de los panteones, a medio camino entre uno y otro.

Sube por ahí y llegarás a las ruinas de la ciudad. No es excesivamente complicado moverse por este lugar. Los enemigos son relativamente fáciles de abatir, aunque suelen aparecer en grupos de 4 o más. Ten cuidado con los recovecos de las paredes porque puede haber alguno esperándote.

Antes de la niebla del jefe, hay un mago espectro negro esperándote. Su ataque más fuerte es la flecha de alma, cuando la cargue prepárate para esquivar y contraatacar. Tampoco es excesivamente duro, un aperitivo antes de enfrentarte el señor supremo de Lost Izalith.

El Lecho del Caos
Este jefe es un poco distinto del resto. Para vencerle, debes destruir los núcleos de color naranja que hay a ambos lados del enemigo. Utiliza flechas o el ataque cuerpo a cuerpo para romper la barrera. Cuando aciertes en su primer punto débil, verás una pequeña secuencia y al Lecho del Caos le surgirá un brazo de fuego.

Ahora tienes que ir al otro extremo y destruir la segunda barrera. En esta ocasión, las sacudidas con las ramas serán más fuertes. Además, debes vigilar bien por dónde pisas ya que el suelo se empieza a caer, formando huecos muy peligrosos. Intenta ir pegado a la pared para esquivar los golpes y los agujeros que surgen en el suelo.

Después de eliminar los dos núcleos laterales es hora de ir acabar con él definitivamente. La zona del suelo más próxima al jefe, también se precipitará, quedando al descubierto una pequeña rama por la que tienes que avanzar. Busca el azulejo que hace de saliente para dejarte caer sobre la raíz y rompe las ramas para llegar hasta el corazón. Lo bueno de esta lucha es que, si mueres, mantendrás lo que hayas hecho hasta el momento para la próxima vez que te enfrentes al Lecho del Caos.

EL HORNO DE LA PRIMERA LLAMA

Tesoros
Conjunto armadura de Caballero Negro (Derrotando a uno de los muchos caballeros negros que reaparecen en esta zona. También puedes utilizarlos para recolectar varios tipos de titanita),

Recorrido
Esta es la última zona del juego y la que alberga el enfrentamiento final con Gwyn. Los enemigos son caballeros negros en su versión más fuerte hasta el momento. Antes de las escaleras que llevan a la niebla, busca por el camino de la derecha y encontrarás el conjunto de armadura de los caballeros negros.

Gwyn 'Señor de las cenizas'
Estás a solo un paso de terminar esta hazaña llamada Dark Souls. Gwyn, el enemigo final, es posiblemente el enemigo más duro debido a su fuerza y su rapidez. Antes de entrar, prepárate bien para el combate, ya que cuando cruces la niebla pasarán escasos segundos antes de que te ataque. También debes tener en cuenta que tras matar a Gwyn, el juego se reiniciará en New Game +, por lo que si aún tienes algo que hacer, este es el momento.

Intenta llevar una armadura pesada que te proteja de ataques físicos y absorba el máximo daño posible. Utilizar hechizos va a resultar casi imposible, Gwyn se mueve a gran velocidad y dejará pocas opciones para cargarlos y atacar. Únicamente, después de su arremetida, quedará desprotegido unos pocos segundos que puedes aprovechar para atacar.

Lo mejor es enfrentarte a él en combate cercano y con el escudo siempre en alto. Si eres hábil, puedes utilizar el contraataque para provocarle bastante daño y dejarle en el suelo durante un tiempo. Es un combate muy duro pero la recompensa por conseguirlo es altamente satisfactoria: terminar Dark Souls. Sí, lo has conseguido ¡Bendito sea el sol!

MATERIALES

Titanita - Herrero parroquia de los no muertos; Soldados no muertos (muerte por hechizo o arco); Guerreros de la capa roja (muerte por hechizo o espada).

Titanita grande - Mercader de la Fortaleza de Sen; Baba (Profundidades); Larva del pantano (Ciudad infestada); Caballeros no muertos y Caballero de hierro (Tejado de la fortaleza de Sen); Caballero Guardián (protege la entrada al jefe de Mundo Pintado).

Trozo de titanita - Lagarto de cristal; Gigante de la fortaleza de Sen; Guerreros fantasma (Ruinas de Nuevo Londo); Caballero Negro (El horno de la primera llama); Cambiando con Snuggly por basura (sólo 1 uso).

Losa de titanita - Lagarto de cristal; Demonio del refugio (Regresando a través del Santuario de Fuego); Guerreros fantasma de las Ruinas de Nuevo Londo (poco frecuente)

Titanita Verde - Mercader de la Fortaleza de Sen; Baba (Profundidades); Larva del pantano (Ciudad Infestada).

Titanita de cristal - Gólem de cristal; Caballero Negro (El horno de la primera llama); Cambiándolo con Snuggly por Dedo Reseco.

Losa de titanita azul - Lagarto de cristal (Cueva de cristal)

Titanita roja - Gárgola de fuego y Pulpo Multi-ojos (Lost Izalith); Caballero Negro (Horno de la Primera Llama); Intercambio con Snuggly por 'llama de piromancia' (1 uso)

Losa de titanita roja - Pulpo Multi-ojos (Lost Izalith); Intercambio con Snuggly por 'Llama de piromancia mejorada'

Titanita blanca - Torre de huesos (Tumba de los gigantes); Intercambio con Snuggly por 'Medalla de luz solar' (1 uso por partida)

Losa de titanita blanca - Hechiceros en la zona de los bebés de la Tumba de los Gigantes (poco frecuente)

Titanita titilante - Lagarto de cristal; Almeja Gigante; Intercambio con Snuggly por Musgo de cualquier color (1 uso por cada uno).

Titanita demonio - Demonio-Gárgola de Titanita (en Izalith perdida encontrarás una que no muere permanentemente como las otras. Está frente a la puerta donde luchas contra Lecho del Caos, al final del pasillo); Intercambio con Snuggly por 'Piedra prisma' o 'Pastel de bosta'.

Escama de dragón - Dragones del Valle de los Dragones (poco frecuente); Derrotando a un miembro del pacto del Camino del Dragón; Intercambio con Snuggly por Huevo Vermífugo (1 uso)

ASCUAS

Ascua grande - En un cofre de las profundidades, pasando por el hueco de la pared al otro lado de la cocina.

Ascua divina - Tras derrotar a la Mariposa Lunar, sube a la torre y cógela del cadáver del herrero.

Ascua encantada - En el corazón del bosque, frente a las ruinas donde está el gato Alvina. Encontrarás un cofre en un pequeño lago, donde se encuentran los champiñones gigantes.

Ascua gigante - En las Ruinas de Nuevo Londo, tras vaciar el agua del nivel. Sube las escaleras de la esquina, por detrás de la Baba gigante, en el tercer piso de la zona más cercana al Valle de los Dragones.

Ascua Oscura - En Mundo Pintado, tras salir al patio donde se encuentra falange. Sube por las escaleras que hay junto a una pared y sigue hasta el final. Encontrarás el ascua junto al cuerpo de un herrero, donde aparecen dos brujas-cuervo.

Ascua de cristal - En los Archivos del Duque, en la biblioteca que hay antes de bajar a las escaleras que llevan a la Cueva de Cristal.

Ascua del Caos - Tras derrotar a Descarga Incesante, la encontrarás en el centro de un lago de lava en la parte de abajo (tras pasar a los demonios toro).

Ascua mágica grande - Tras derrotar a Seth el Descarnado, regresa a lugar donde te enfrentas a él por primera vez (a través del ascensor de los Archivos del Duque que lleva a la Cueva de Cristal).

Ascua divina grande - En la Tumba de los Gigantes, cerca de la hoguera encontrarás un pequeño agujero en el suelo. Dentro hay una verdadera horda de esqueletos gigantes. El ascua se encuentra en una estatua, al final de esa sala.

Ascua grande de fuego - En la Ruina de los demonios, tras pasar la segunda hoguera. Antes de bajar por el árbol de que lleva a Izalith Perdida, sigue el camino de la izquierda protegido por varios demonios toro.

CONSUMIBLES

Frasco de Estus - Se recargan siempre que descansas en una hoguera (la cantidad depende de cuánto hayas avivado la hoguera). Se puede aumentar la potencia con un Alma Guardiana de Fuego. Habla con la guardiana del Santuario de Fuego (la chica que hay en una celda bajando las escaleras); con el guardián de la hoguera de Anor Londo; o con la hermana de Quelaag en los Dominios de Quelaag. Se puede aumentar el Estus hasta +7.

Alma guardiana de fuego - Es el alma de los guardianes de las hogueras. Si los matas, se desactivará la hoguera y no podrás utilizarla para descansar (sí para viajar).

Humanidad - Gana un punto de humanidad. (la forma más común de conseguirlo es ayudar a otro jugador a derrotar a un jefe. También aparece de forma aleatoria; o comprándosela al mercader no muerto en el pasaje del burgo de los no muertos).

Piedra prisma - Tírala a un agujero para conocer la profundidad (Mercader no-muerto en el pasadizo del Burgo de los no muertos).

Polvo de reparación - Repara el equipo en cualquier parte (Mercader no muerto en el pasadizo del Burgo de los no muertos).

Maldición pasajera - Te permite atacar a los fantasmas durante un tiempo (mantenla seleccionada en el inventario para ver cuándo termina el efecto). Se puede conseguir de los fantasmas en las Ruinas de Nuevo Londo; o comprándosela al Mercader no-muerto en el pasadizo del burgo de los no-muertos.

Hueso de regreso - Utilízalo para regresar a la última hoguera donde descansaste. Si te dejas caer por el ascensor del Santuario de fuego, encontrarás 6 en un cofre que te ayudarán a empezar la aventura. Lo puedes comprar al mercader no-muerto en el pasadizo del Burgo de los no muertos.

Musgo Verde - Recupera energía. Lo puedes conseguir matando Ents en el Jardín Tenebroso.

Musgo Morado - Cura el veneno. (Ents en el Jardín Tenebroso).

Musgo morado floreciente - Cura el estado de tóxico (Ents en el Jardín Tenebroso).

Musgo rojo - Cura la hemorragia (Ents en el Jardín Tenebroso).

Piedra purgadora - Cura la maldición. Se la puedes comprar al sacerdote de la Parroquia de los no muertos (tras el combate con la gárgola); o al mercader no-muerto en el pasadizo del Burgo de los no muertos. También la sueltan las almejas gigantes de la Cueva de Cristal.

Resina de pino dorada - Aumenta considerablemente el daño de tus ataques (utilízala antes de combatir contra un jefe). Se puede conseguir de la gente del bosque (los champiñones grandes y pequeños del corazón del bosque); o comprársela al mercader de Las Profundidades, junto a la puerta que lleva a la Ciudad Infestada.

Huevo vermífugo - Elimina al huevo de parásito que te implantan en la cabeza los siervos del Pacto del Caos. Se puede comprar a la hermana de la bruja Quelaag; o recoger de los lagartos-serpiente (Jardín Tenebroso) y los siervos de las Ruinas de los Demonios (Ambos son poco frecuentes).

MULTIJUGADOR

Saponita naranja - Te permite puntuar y escribir mensajes en el suelo. Te la entrega el mercader del Burgo de los no muertos.

Saponita blanca - Sirve para colocar una señal en el suelo y ser invocado por otro jugador. Te la da el caballero Solar de Astora en el burgo de los no muertos, antes del puente del dragón.

Saponita roja - Pon una señal en el suelo para que te reten otros jugadores. La encontrarás en el Mundo Pintado Ariamis, en lo más alto de las escaleras de la torre central.

Libro de agravios - Te permite ver a los jugadores que han cometido pecados. Lo puedes comprar al sacerdote de la Parroquia los no muertos (tras el combate con la gárgola). Estos jugadores pueden ser invadidos por los miembros del pacto de las Espadas de la Luna Oscura.

Acusación - Denuncia a un jugador que te invade y escribe su nombre en el libro de agravios.

Orbe de ojo rojo - Se utiliza para invadir el mundo de otro jugador. Lo conseguirás al unirte al pacto de los Espectros Oscuros (en El Abismo).

Ojo de la muerte - Sirve para atraer a jugadores de otros mundos. Sólo lo pueden utilizar los miembros del pacto Siervo del Cementerio.

Ojo de dragón - Permite a los miembros del pacto del Camino del Dragón invadirse entre ellos. El vencedor se llevará la Escama de Dragón del vencido.

Orbe de ojo negro - Consigues el orbe en el cadáver de la guardiana de la hoguera del Santuario de Fuego, sólo si rescataste al caballero Lautrec y lo mantuviste con vida. Lo podrás usar en Anor Londo, en la sala previa al combate con el jefe. Utilízalo cuando lo sientas agitarse e invadirás el mundo del asesino.

Dedo reseco - Cuando un jugador te invade, un contador oculto impide que te vuelva a invadir el mismo jugador. El dedo reseco sirve para anular dicho contador y poder vengarse.

ARMAS

Arma con las almas de los jefes
NOTA: Sólo pueden ser forjadas por el Herrero Gigante de Anor Londo

Alma de la mariposa lunar - Cuerno de la mariposa lunar (Lanza +10); Escudo de anillos de cristal (Escudo +10)

Alma de Quelaag - Espada de la furia de Quelaag (Espada curva +10); Hoja del caos (Katana +10)

Núcleo Gólem de Hierro - Guantelete de la quilla (Guantelete +10); Hacha de Golem (Hacha +10)

Alma de Gwyndolin - Arco de la luna oscura (Arco +10); Catalizador de la Luna Oscura (Catalizador)

Alma de Ornstein - Lanza del matadragones (Lanza +10)

Alma de Smough - Martillo de Smough (Martillo +10)

Alma de Sif - Gran espada de Artorias (Espadón +10); Gran escudo de Artorias (Escudo +10)

Alma de Priscila - Lifehunt Scythe (Alabarda +10, látigo +10)

Alma de Gwyn - Espada del Rey (Ultraespadón +10)

Armas con las colas de los jefes
Espada recta dragón - Dragón rojo que custodia el puente del Burgo de los no muertos. Pégate a la derecha cuando aterrice y golpéale la cola.

Hacha cola de gárgola - Córtale la cola a una de las gárgolas de la Parroquia de los no muertos. Ataca a la cola de la primera antes de que aparezca la segunda.

Gran Hacha del rey dragón - Dragón Boquiabierto, jefe de las profundidades. Ataca a la cola mientras el dragón se arrastra y aléjate cuando se doble hacia atrás.

Espadón de dragón - Dragón que te ofrece el pacto del Dragón, en el lago de la ceniza (no te preocupes, no se enfadará).

Daga de Priscila - Córtale la cola a Priscila, la guardiana de Mundo Pintado. Es una de las más difíciles de conseguir, espera a que se haga visible y golpea la cola.

Espadón de la luz de luna - Córtale la cola a Seth el Descamado. Pégate a su espalda para evitar su aliento de cristal y golpea la cola con fuerza.

OBJETOS

Rito del avivado - Te permite avivar las hogueras más veces, hasta conseguir 20 frascos de Estus. Lo conseguirás tras derrotar al jefe de las Catacumbas.

Linterna Calavera - Equípala en la mano izquierda para iluminar en la oscuridad. La encontrarás en lo más profundo de la Tumba de los Gigantes, después de encontrarte con Patches la Hiena.

Muñeca peculiar - Te permite entrar en el Mundo Pintado de Ariamis. La puedes encontrar regresando al refugio de los no muertos. Derrota al demonio jefe y busca detrás del caballero negro.

Bomba de fuego - Útil al principio de la aventura para atacar a grupos de enemigos. Se lo puedes comprar al mercader del Burgo de los no muertos.

Bomba de fuego negro - Más fuerte que la bomba de fuego.

Pastel de bosta - Tírasela a un enemigo para aumentar sus efectos enemigos (lánzala después de envenenar o causar una hemorragia). La puedes conseguir de los bárbaros de la Ciudad Infestada; o comprándosela al mercader no-muerto en el pasaje del Burgo de los no muertos.

Señuelo - Lánzala para atraer enemigos, quitarlos de en medio o hacer que caigan por un precipicio. Lo puedes comprar al mercader no-muerto, en el pasadizo del Burgo de los no muertos.

Cuchillo arrojadizo - Ataque a distancia rápido pero débil. Lo sueltan los ninjas que protegen la entrada a Mundo Pintado en Anor Londo.

Cuchillo arrojadizo envenenado - Lanza varios para envenenar al enemigo. Se puede comprar al mercader no-muerto en el pasadizo del Burgo de los no muertos.

Talismán de Lloyd - Impide el uso de Estus en la zona donde se utiliza. Se lo puedes comprar al mercader no muerto.